Premio Rubén Darío para alumna de Derecho de Unah-vs

Karina López Márquez, con 99%, posee el mejor índice académico de 2019 de la Unah, y el Consejo Superior Universitario de CA le reconoce.

En medio de la pandemia, Karina ayuda a su mamá a atender la pulpería que tienen en casa.
En medio de la pandemia, Karina ayuda a su mamá a atender la pulpería que tienen en casa.

San Pedro Sula, Honduras.

Karina Yolibeth López Márquez, estudiante poseedora del mejor promedio académico de 2019 (99%) en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), será premiada con el máximo galardón al que puede aspirar un estudiante universitario en Centroamérica.

El Consejo Superior Universitario Centroamericano le entregará el Premio Regional a la Excelencia Académica Rubén Darío 2020 el 22 de octubre en una ceremonia virtual, al valorar su alto desempeño académico en la carrera de Derecho.

LEA: Piloto hondureño escala la montaña más alta de Taiwán y coloca la Bandera

La joven de 24 años, originaria de la aldea Terlaca, municipio de Guarita, en el departamento de Lempira, fue tomada por sorpresa tras este segundo reconocimiento, ya que en septiembre de 2018 lo ganó por primera vez.

Tras la paralización de las clases presenciales en la Unah-vs por la pandemia, Karina se trasladó a su natal comunidad y cumplió con sus últimas clases previas al último módulo de práctica profesional.

mg-historia-121020.2(800x600)
En 2018, Karina López ganó por primera vez el premio Rubén Darío.

Con dificultades de conectividad por estar en una zona remota, ella y su madre optaron por instalar un dispositivo wifi y siguió las clases por la plataforma virtual de la Unah para culminar con la carrera que le apasiona y la que seguirá desarrollando mediante posgrados. “Primero Dios, en el segundo período de 2021 podré graduarme. Las autoridades de la Unah-vs determinaron que la práctica o módulo final de Derecho se haga de forma virtual”, dijo.

Esfuerzo

Karina tiene un hábito de estudio muy disciplinado. Ella se levanta a las 5:00 am para orar, tal como le enseñó su madre, y luego de compartir tiempo con Dios empieza a estudiar los libros de la literatura jurídica, dedicación que tras todos estos años le han rendido frutos.

Márquez es hija única y comparte el hogar solo con su madre Juventina Márquez Gavarrete, quien ha sido su motor para esmerarse y su ejemplo.

Karina, quien ha estado distante de su hogar en los últimos 5 años al estudiar en San Pedro Sula, aprovecha el aislamiento de la pandemia para compartir con su mamá y atender la pequeña pulpería que les sirve como sustento y fuente de ingresos. “He aprendido mucho en la Unah-vs y siempre diré que es la mejor universidad. La carrera de Derecho es muy amplia y podemos servir en muchos campos, ya que la sociedad viene a nosotros con problemas y debemos ayudar con soluciones”, dijo.

La Prensa