Congreso de Honduras aprueba la emisión de bonos por L21,000 millones

Estos recursos se destinarán a financiar el Presupuesto General de 2021, pago de deuda flotante y cubrir el déficit fiscal. Economistas advierten peligro de alto endeudamiento

 Los diputados convocaron inusualmente a sesión legislativa ayer viernes para aprobar el decreto de colocación de bonos. Ahí mismo se convocó a otra sesión para ratificar el acta correspondiente.
Los diputados convocaron inusualmente a sesión legislativa ayer viernes para aprobar el decreto de colocación de bonos. Ahí mismo se convocó a otra sesión para ratificar el acta correspondiente. /

Tegucigalpa, Honduras

A la velocidad del rayo y sin ninguna objeción por parte de las bancadas de oposición, el Congreso Nacional autorizó ayer al Gobierno una nueva emisión de bonos por $850 millones (alrededor de 21,000 millones de lempiras).

La emisión de esta monumental masa de dinero fue propuesta por el Poder Ejecutivo a través de una iniciativa de ley turnada por el ministro de la Presidencia, Ebal Jair Díaz.

600
millones de dólares es el monto de la emisión de bonos colocados por el Gobierno en junio pasado para las deudas de la Enee.

En sus considerandos se consigna que la iniciativa de ley tiene como propósito autorizar a la Secretaría de Finanzas para que emita Bonos Soberanos de la República de Honduras en el mercado de capitales internacionales por $850,000,000 que serán destinados para financiar las asignaciones presupuestarias que se establezcan en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Ejercicio Fiscal 2021, el pago de deuda flotante y otros requerimientos que fueran necesarios para cubrir el déficit fiscal, incluyendo el pago de costos asociados a la emisión.

Según la comisión de dictamen, es necesaria la implementación de medidas extraordinarias para atender la emergencia del covid-19 y los requerimientos presupuestarios ante la caída de los ingresos del Estado, asimismo, garantizar el bienestar de la población hondureña, con base en los análisis macrofiscales efectuados en consistencia con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y al decreto ejecutivo número PCM-091-2020 contentivo de la adenda al Marco Macro Fiscal de Mediano Plazo (MMFMP) 2021-2024.

Prácticas internacionales

La emisión y colocación de los bonos soberanos se realizará de acuerdo con las prácticas internacionales y la legislación del lugar adonde se registren los bonos, para lo cual se faculta a la Secretaría de Finanzas a contratar directamente los servicios de uno o más bancos de inversión especializados en la estructuración, comercialización, fijación de precios y colocación de bonos soberanos externos y firmas de corretajes, asesores, firmas de asesoría financiera o legal nacionales o internacionales, entre otros.

La Procuraduría General de la República (PGR) emitirá la opinión legal que se requieran en los contratos que se firmen en el proceso de emisión de los Bonos Soberanos, según los formatos de dichos contratos.

2,500
millones de dólares le aprobó en abril de este año el Congreso al Gobierno para emergencia sanitaria.

El decreto también autoriza a Finanzas a crear las partidas presupuestarias de ingresos y gastos necesarios en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República para el registro de las operaciones autorizadas en el presente decreto y en cada ejercicio fiscal durante la vigencia de las obligaciones, para realizar los pagos correspondientes por servicio de deuda, así como los pagos por servicios prestados.

En abril pasado, ya el Congreso Nacional autorizó al Gobierno a contraer deuda por más de $2,500 millones para hacer frente a las inversiones en salud, apoyo a la población afectada por la pandemia y la reactivación económica, especialmente de las pequeñas empresas.
En junio de este año, Honduras acudió al mercado de capitales para colocar $600 millones a una tasa del 5.6% y un plazo de 10 años, destinados a cumplir con las obligaciones de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

Economistas consultados han exteriorizado su preocupación por el endeudamiento externo contraído por el Gobierno en los últimos meses. El economista José Luis Moncada analizó que la aprobación de estos bonos de Gobierno son parte del endeudamiento autorizado por el decreto 033-2020 para atender la emergencia del covid-19. “Es más rápida, más barata que otra operación, lo importante es la transparencia de su uso a favor de la recuperación”, dijo.

El también economista Alejandro Kafatty consideró que con los 2,500 millones y los $850 millones aprobados ayer se habrá gestionado en los seis meses de la pandemia el 86% de los fondos que serían para dos años.

Deben ser para la reactivación: Cohep

El titular del Cohep, Juan Carlos Sikaffy, consideró que esos fondos deben ser única y exclusivamente para reactivación económica de la micro, pequeña, mediana y gran empresa.

“La economía del país ha sido fuertemente golpeada por la pandemia y el confinamiento, necesitamos recursos frescos, a largo plazo y a tasas concesionales”, dijo, tras indicar que el Cohep presentó un plan de rescate financiero de $900 millones.

La Prensa