Asignan L24,000 millones para reactivar economía en Honduras

Según analistas, el presupuesto está alejado de la realidad, pero el ministro de Finanzas dice que busca potenciar la competitividad de los sectores productivos.

El impacto en los primeros seis meses de la crisis sanitaria es evidente en la economía hondureña. <br/>
El impacto en los primeros seis meses de la crisis sanitaria es evidente en la economía hondureña.
/

San Pedro Sula, Honduras.

El proyecto de presupuesto general de la república para el ejercicio fiscal 2021 está alejado de la realidad económica poscovid-19, consideran analistas consultados.

El presupuesto propuesto por la Secretaría de Finanzas está basado en una proyección de crecimiento económico de entre 4.5% y 5.5% que emitió el Banco Central de Honduras (BCH), coinciden los economistas.

La meta de recaudación estimada para 2021 es de 96,000 millones de lempiras, una cifra inferior en L13,000 millones a la prevista para este año, lo que es razonable, pero está fundamentada en un crecimiento económico poco probable de lograr, dijo el director del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales (Cies) del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Santiago Herrera.

LEA: En más de L15,000 millones han caído ingresos tributarios en Honduras

“Hay que tener cuidado porque los niveles de paro que llevamos desde hace seis meses han hecho que las empresas no se reactiven y, por lo tanto, la recuperación será más lenta”, agregó.

Herrera advirtió lo incierto que puede ser proyectar gastos con base en ingresos que probablemente no se podrán obtener.

“Lo que queremos efectivamente es que ese presupuesto sea revisado de manera más eficiente, compactar el tamaño del Gobierno, hacer más con menos. Esa es la estrategia para que podamos redestinar recursos de gasto corriente a inversión”, solicitó el ejecutivo de Cohep.

LC presupuesto 170920 (1)(800x600)
$PieFoto

La Secretaría de Finanzas envió a principio de semana al Congreso Nacional un presupuesto de L288,145.1 millones de lempiras para el funcionamiento de las instituciones públicas. La administración central del Estado tendrá un presupuesto de L162,435.7 millones, pero solo podrá financiar con impuestos y recursos propios el 63.2% (L102,629 millones).

En tanto, el 36.8%, equivalente a 59,806.7 millones de lempiras, prevén cubrirlo con emisión de deuda tanto interna como externa. Mientras que para la administración descentralizada, Finanzas propone 125,709.4 millones de lempiras para 2021, de los cuales solo L4,112.5 millones serán financiados con fondos externos y el resto con fondos propios y del tesoro nacional.

“Mi primera impresión es que el proyecto de presupuesto no es pragmático y está muy alejado de la realidad de la actividad económica poscovid-19”, consideró José Luis Moncada, analista y expresidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

También recordó que “la mayoría de los países de América Latina están siendo prudentes y con reservas por sus condiciones internas, y no digamos la externas, es más, creo que la base debe ser cómo termina el presupuesto 2020, que ya arrastra déficit, y a esto sumamos incertidumbre por año político, que no es atractivo para inversión”.


Ajuste fiscal

El déficit fiscal subirá a 5% con el aumento del endeudamiento producto de los gastos generados para atender la pandemia del covid-19.

Solo para el próximo año, Finanzas prevé el pago de L41,365 millones en servicio de deuda, lo que supera por mucho al presupuesto para Educación (31,749 millones de lempiras) y Salud (L17,232 millones).

“Mucha deuda pone obstáculos al desarrollo económico de los países porque el presupuesto no tiene espacio para invertir en los sectores que contribuyen al desarrollo económico y social de los países”, refirió la economista Liliana Castillo.


Criterios del Gobierno

“Nuestra visión al preparar el presupuesto 2021 fue acompañar la gestión de la crisis sanitaria a la par que recuperamos la economía para regresar al país a la ruta del crecimiento económico, con prioridad en los sectores más vulnerables”, dijo Marco Midence, titular de Sefin a través de un mensaje en Twitter.

De acuerdo con el funcionario, el presupuesto se centra en mejorar las condiciones de vida de la población con inversión social, potenciar la competitividad de los sectores productivos, garantizar la seguridad, apoyar los procesos democráticos, mejorar la transparencia e impulsar el desarrollo.

En tanto, la subsecretaria de Presupuesto de la Secretaría de Finanzas, Roxana Rodríguez, indicó que en el presupuesto se incluye una partida de 24,023.4 millones de lempiras para la reactivación económica.

“La reactivación económica no solamente (contempla) la generación de empleo, sino también un enfoque social que vendrá a apoyar para dar un bienestar a la sociedad hondureña”, dijo.
Del total de recursos destinados a la reactivación de la economía hondureña, el 50.2% se invertirán en infraestructura productiva, 38.7% en infraestructura social, 7.4% en el sector de subenergía y el restante 3.7% en la modernización del Estado, afirman las autoridades de Finanzas.

El presupuesto está focalizado “en prioridades y un gasto responsable, sustentando con la racionalidad económica, transparente y responsabilidad fiscal”, enfatizó Rodríguez.

Además, incluye recursos para la atención de la emergencia sanitaria y apoyar a las personas más afectadas por los efectos de la pandemia del coronavirus, de los que han sido confirmados más de 67,000 contagios.

“Este presupuesto persigue la generación de empleo, incremento de la productividad, crecimiento económico y bienestar para la población, que son los ejes primordiales especialmente empujados por la reactivación económica”, subrayó la funcionaria.

En el presupuesto está incluida una partida (L1,871 millones) para un fondo electoral que financiará las elecciones generales que se celebrarán en noviembre de 2021, añadió.

“Este presupuesto viene marcado por una crisis sanitaria y económica, y tiene como objetivo contrarrestar los efectos negativos de la actual crisis, y nosotros como Congreso Nacional vamos a acompañar al Poder Ejecutivo y a todos los sectores que nos van a pedir espacios”, dijo el secretario del Parlamento, Tomás Zambrano.

Durante el primer semestre, la economía hondureña se contrajo un 10% debido al impacto del coronavirus, por lo que el Banco Central (BCH) estima que el producto interno bruto (PIB) de Honduras caerá este año en entre 7% y 8%.

De acuerdo con la última actualización del Programa Monetario 2020-2021, el PIB disminuirá por la contracción del consumo e inversión privada, así como en las exportaciones de bienes y servicios.

Hay más espacios para achicar el presupuesto

SAN PEDRO SULA. Debido a que las finanzas públicas del país podrían caer en 25 mil millones de lempiras se debe achicar el presupuesto general de la república para el ejercicio fiscal 2021, señaló Walter Romero, economista y diputado liberal por Cortés.
“Estamos en un momento de crisis debido a esta pandemia mundial que ha afectado las finanzas fuertemente de nuestro país, hay datos ya reales de que las finanzas han caído un poco más de 15,000 millones de lempiras y se estima que este año 2020 puedan caer en alrededor de un poco más de L25,000 millones.
En ese sentido, me parece que se debe achicar el presupuesto, no se puede seguir manteniendo el mismo presupuesto, el alto gasto corriente, el clientelismo político, todo eso se debe eliminar”, indicó.
El legislador dijo que el presupuesto debe venir a la baja y agregó que personalmente siempre “he estado en contra de que se esté aumentando con más endeudamiento.
Todos los presupuestos de los últimos años han crecido en un 6, 7 u 8%, pero sin tener los ingresos, sino que buscando cada vez más deuda interna, y eso al final lo que termina haciendo es que la partida del servicio de la deuda vaya creciendo”.
Refirió que el servicio de la deuda se ha convertido en los últimos años en la partida más importante de todo el presupuesto.
Este año representa alrededor de 42,500 millones de lempiras, cuando las principales partidas presupuestarias deberían ser educación y salud, y en este caso la salud del pueblo hondureño con todo lo que se está viviendo debería tener la mayor asignación.
“Debe haber reducción del gasto corriente para que se pueda replantear alguna partida para dar más presupuesto a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Educación”, puntualizó el parlamentario..

La Prensa