Capturan a hijos de expolicía condenado por narcotráfico en Estados Unidos

José Víctor y Eduardo Andrés López Mata son acusados por el delito de asesinato.

Víctor Oswaldo López Flores fue condenado a cinco años de prisión por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos.
Víctor Oswaldo López Flores fue condenado a cinco años de prisión por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos. /

Tegucigalpa.

Este día fueron capturados dos hijos de Víctor Oswaldo López Flores, un expolicía hondureño condenado por narcotráfico en Estados Unidos.

En un operativo desarrollado por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) en la colonia Moderna de San Pedro Sula fueron arrestados los hermanos José Víctor y Eduardo Andrés López Mata.

Los sujetos son acusados por los delitos de asesinato y asesinato en su grado de ejecución de tentativa en perjuicio de un ciudadano chino y un alemán identificados como Yu Ming y Lenny Torsten Rochlituz, respectivamente.



El doble crimen ocurrió el 8 de mayo de 2019 en la carretera al sector de Ticamaya en Choloma, Cortés, mientras las víctimas visitaban una lotificación de terrenos.

La detención de los hijos de Víctor Oswaldo López Flores fue en obediencia a una orden de captura emitida por los Juzgados de Letras Seccional de Choloma, en donde será presentados para responder por los delitos que se les imputan.

Víctor Oswaldo López Flores, exagente de la Policía Nacional de Honduras, fue condenado en febrero de 2018 a cinco años de prisión por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos.



El expolicía fue condenado por la jueza Lorna Schofield luego de declararse culpable en uno de los tres cargos que lo acusa la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

López Flores fue el primero de seis expolicías en ser sentenciado en esa corte, tras su entrega voluntaria en 2016 a la justicia estadounidense.

Las investigaciones contra los exagentes policiales iniciaron desde 2004 hasta 2014, pero una trampa de la Agencia para Administración de Narcóticos (DEA) evidenció la alianza que los entonces oficiales de policía tenían con Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa. Esa reunión, que fue grabada por los agentes de la DEA, mostró cómo los uniformados daban apoyo logístico y proporcionarían seguridad para el traslado de un cargamento de droga que pasaría por el país.

La Prensa