Trasladan a 18 presos de dos centros penitenciarios del país

Del Segundo Batallón trasladaron a nueve integrantes de la Mara MS-13 y Pandilla 18 como una medida de control en los penales.

Los traslados se llevaron a cabo con fuertes dispositivos de seguridad.
Los traslados se llevaron a cabo con fuertes dispositivos de seguridad.

Tegucigalpa.

Exactamente 18 presos que convivían en el centro penitenciario de Ocotepeque y el anexo de la Penitenciaría Nacional de Támara, ubicado en el Segundo Batallón Táctico, fueron trasladados en las ultimas horas a diferentes establecimientos como parte de las medidas de control que se mantienen en el sistema nacional carcelario.

Las autoridades informaron que del Segundo Batallón Táctico se trasladó hacia el Módulo de Máxima Seguridad en la cárcel de Siria, en El Porvenir, Francisco Morazán, a nueve miembros de estructuras criminales que responden a los nombres de Denis Alonzo Rodríguez Castillo, Jairo Anwar Orellana.

Puede leer: 53 niños, niñas y jóvenes hondureños han perdido la vida por el COVID-19

Asimismo, Enrique Pineda Orellana, Elmer Sigifrido Ángeles Aceituno y Jorge Alberto Velásquez Garay, Randolfo José Ayala, Jhony Antonio Jiménez, Fernando Moisés Bolaños Cornejo y Max Lorenzo Álvarez Zamora.

Para el traslado de los antes mencionados se contó con un fuerte dispositivo de seguridad por parte de los miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

Más traslados

Por otra parte, del centro penitenciario de Ocotepeque hacia el establecimiento de Copan se trasladó a los privados de libertad Kevin Rodríguez, José Darwin Nolasco y Juan Adelmo Pérez.

A la prisión de Yoro se movilizó a Marlon Alexis Bardales, Alexis Danilo Sánchez y José Carlos Gámez Hernández. Al de Olanchito, Yoro, fueron enviados Josué Aliel Rodríguez, Efraín Díaz López y Yordi Josué Funez.

Además: Socializan campaña contra COVID-19 en primera infancia en Honduras

En la reubicación de los nueve privados de libertad que no pertenecen a estructuras criminales, estuvo a cargo de agentes penitenciarios con el apoyo de los miembros de Fusina, quienes brindan colaboración en las diferentes operaciones que se realizan en los penales a nivel nacional.

Las autoridades aseguraron que las operaciones de traslado se realizan cumpliendo con el respeto a los derechos fundamentales de las personas privadas de libertad, quienes al momento de ser llevadas a sus nuevos aposentos llevaron todas sus pertenencias personales.

presos 2.1(1024x768)
Estos movimientos entre los penales son normales cada año para evitar amotinamientos y otras acciones en su interior.
La Prensa