Ley Electoral de Honduras se retomaría en las sesiones de la otra semana

Manuel Zelaya acusó al PN de estar empecinado en ir a elecciones con la ley vigente.

La nueva Ley Electoral fue consensuada entre nacionalistas, liberales y Libre, pero ahora los acuerdos se empantanaron.
La nueva Ley Electoral fue consensuada entre nacionalistas, liberales y Libre, pero ahora los acuerdos se empantanaron. /

Tegucigalpa, Honduras.

Tras la súbita suspensión de las discusiones en el Congreso Nacional para aprobar la nueva Ley Electoral, los dirigentes de los principales partidos políticos mantuvieron ayer algunos acercamientos para limar asperezas y retomar la discusión de esta importante normativa que regulará los comicios primarios y generales de 2021.

Sin embargo, a menos de 24 horas para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) formalice la convocatoria a elecciones primarias, previstas para el 14 de marzo de 2021, es imposible que se pueda retomar la aprobación de la nueva normativa electoral en las horas que faltan, dado que esta requerirá un amplio debate.

LEA: “La economía no puede volver a cerrar”: JOH

Tomás Zambrano, primer secretario del Congreso Nacional, informó a LA PRENSA que el Partido Nacional está listo para retomar la aprobación de la ley, pero ahora depende de la voluntad de los representantes del Partido Liberal y de Libertad y Refundación (Libre).

Indicó que ayer se dieron algunos acercamientos, pero lo más seguro es que la discusión de la Ley Electoral se retomará en las sesiones de la próxima semana, aunque el día saldrá de los diálogos que realizan los dirigentes políticos.

En la sesión del jueves, los diputados de Libre y una facción del Partido Liberal se retiraron de las deliberaciones aduciendo que los nacionalistas pretenden convocar a elecciones con la actual normativa electoral para propiciar un fraude electoral.

Por su lado, los nacionalistas respondieron acusando a la oposición de doble moral, ya que en privado aseguran que apoyan la ley; pero en público la boicotean.

La sesión se suspendió en vista de que 21 diputados de Libre, Pinu y una facción del Partido Liberal votaron en contra de las dispensa de debate propuesta por el diputado presidente Mauricio Oliva y se corría el riesgo de no alcanzar la mayoría calificada de 86 votos para aprobarla.

Zambrano retó a las bancadas de oposición a retomar las sesiones ayer a las 2:00 pm y adelantó que la bancada nacionalista cuenta con 60 votos asegurados para aprobar la nueva legislación.


Crisis política

El analista Raúl Pineda Alvarado puso en duda que la protesta legislativa de Libre obedezca a una vocación democrática e intuyó intereses ocultos para seguirle el juego al sistema y a los que gobiernan.

Consideró que es probable que la suspensión de ley obedezca a que el Partido Nacional no haya cumplido su palabra y la otra es que haya una negociación al más alto nivel político. No descartó que esto sea producto de un acuerdo entre el coordinador de Libre, Manuel Zelaya, y el presidente Juan Orlando Hernández.

A su juicio, la falta de acuerdos puede derivar en una crisis institucional similar o peor a la ocurrida tras el último proceso electoral general de 2017.

Al respecto, el expresidente Manuel Zelaya acusó a los nacionalistas de no querer resolver la crisis y estar empecinados en ir al proceso con la ley vigente.

“Había un arreglo, había un acuerdo, había un consenso, y se rompió por parte del Partido Nacional”, dijo el exgobernante derrocado en 2009.

La Prensa