Atima confió a ciegas en falsa brigada de oftalmólogos

Los falsos médicos daban consultas por 300 lempiras, vendieron anteojos y recetaban medicamentos sin ser especialistas. Se iban a las aldeas a ofrecer sus servicios.

Los detenidos María García, Wilmer Eduardo Siria, Douglas Vanegas y David Álvarez. Fotos: Moisés Valenzuela.
Los detenidos María García, Wilmer Eduardo Siria, Douglas Vanegas y David Álvarez. Fotos: Moisés Valenzuela.

ATIMA.

Se presentaron como un equipo de una brigada médica de oftalmólogos cristianos y así convencieron a pobladores de varias comunidades de Atima, Santa Bárbara, a practicarse exámenes de la vista, comprar lentes y darles citas para cirugías, pero resultaron ser usurpadores.

Uno de ellos cargaba un maletín y andaba puesta su gabacha de doctor, los demás se encargaban de hacer las citas, exámenes de la vista y recetar medicamentos.

Esa actuación convenció a decenas de vecinos de aldeas que alegres por la llegada de la brigada médica fueron convocados a sitios adonde funcionan iglesias evangélicas y ahí comenzaron a ser examinados.

Yo leo bien con los lentes, pero da temor porque ellos no eran lo que nos dijeron.

Francisca Miranda, vecina

La falsa brigada estaba compuesta por David Francisco Álvarez, a quien los vecinos identifican como el doctor, Douglas Javier Vanegas Juárez, Wilmer Eduardo Siria Aguilar y María Enma García Rodríguez.

La aldea Lempa fue una de las primeras en ser visitada por la “brigada médica” hace al menos dos meses.

Los pobladores de Lempa, a unos 10 minutos de Atima, fueron convocados a una reunión adonde los supuestos oftalmólogos se presentaron para prestar sus servicios.

“Pedimos que nos ayuden con otra brigada que sea de verdad, porque la necesitamos”

AmÉrita Vega, vecina

El local estaba lleno de personas, en su mayoría de la tercera edad, interesadas en exámenes de la vista, lentes y otros con la esperanza de ser operados.

Los falsos médicos llegaron hasta ofrecer cirugías, las cuales les decían que serían hechas por médicos cubanos y por las que algunos hicieron adelantos de pagos.

“Ese día nos reunieron a todos en la iglesia, nos explicaron que darían consultas cobrando 300 lempiras y 150 por exámenes de la vista”, dijo doña Francisca Miranda a LA PRENSA.

rr-masATIMA-1109210 (2)(800x600)
Francisca Miranda dice que compró lentes a la brigada médica, al igual que muchos pobladores.

Francisca terminó comprando un par de lentes por dos mil lempiras, con los que ahora dice que mira bien para leer; pero ahora que sabe que no eran médicos no sabe qué tipo de lentes compró.

Otra de las que compró lentes a la supuesta brigada médica es doña Emérita Vega, quien a sus 75 años ya no mira muy bien y necesitaba los anteojos.

“Con mucho esfuerzo les pagué los 1,800 lempiras que tenía, pero no los uso porque veo borroso y creo que no están buenos”, dijo Emérita Vega.

Denuncias

Una de las víctimas pagó las consultas para su abuelo y su madre, pero se dio cuenta de que no eran médicos. Por denuncias de algunos de los pobladores afectados, la Policía capturó a los sospechosos el domingo 6 de septiembre y la Fiscalía los acusó de instrusismo profesional.

En la audiencia de declaración de imputados, los tres hombres de origen nicaragüense fueron enviados al centro penal de El Porvenir y la mujer hondureña a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social.

Según la acusación de la Fiscalía presentada ante el juzgado de Santa Bárbara, la brigada compuesta por los acusados ofrecieron consultas en un local de una iglesia evangélica en Atima y cobraban 300 lempiras.

Tras la captura de los tres hombres nicaragüenses y la mujer, varios de los afectados han ofrecido su declaración a la Fiscalía para sustentar la acusación en su contra.

Según las investigaciones de la Policía de Atima, los miembros de la “brigada” habían trabajado hace un tiempo en una óptica de Yoro, de la cual usaron recetas, facturas y hojas de citas.

rr atíma 110920 3(800x600)

Los tres hombres y la mujer se hospedaban en unos apartamentos en Atima y salían a las aldeas a ofrecer sus servicios.

Además de pobladores de Lempa, también personas necesitadas de lentes de las aldeas La Fuente, San Antonio, Berlín y Valle de la Cruz, pagaron por lentes, consultas y esperaban otra brigada para las supuestas operaciones.

El 6 de septiembre que los tres nicaragüenses y la hondureña fueron capturados iban a prestar atenciones en un local de una iglesia evangélica de Atima. Personas que estaban en el parque del municipio comentaron que miraban a los de la “brigada médica” salir todas las mañanas a trabajar, pero no sospecharon que estaban engañando, sobre todo a personas de la tercera edad.

David Francisco Álvarez, Douglas Javier Vanegas Juárez, Wilmer Eduardo Siria Aguilar y María Enma García Rodríguez enfrentarán hoy la audiencia inicial en los juzgados de Santa Bárbara en la que la Fiscalía presentará más testigos afectados por la banda.

El juez determinará si continúan en prisión, se defienden en libertad o son sobreseídos.

La Prensa