Polémica genera "bono de solidaridad" para pastores de la tercera edad en Honduras

Confraternidad Evangelica informó que el Gobierno aceptó conceder la remuneración "por el arduo trabajo a la obra de Dios".

El pastor Osvaldo Canales, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras.
El pastor Osvaldo Canales, presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras. /

Tegucigalpa, Honduras.

Controversia ha generado en Honduras el comunicado publicado este jueves 10 de septiembre por parte de la Confraternidad Evangélica donde anuncian la entrega de un bono del Gobierno a los pastores evangélicos de la tercera edad tras la emergencia por el covid-19.

El mensaje publico describe que debido a la situación que han vivido los pastores en sus templos cerrados y dada la vulnerabilidad de los líderes evangélicos de la tercera edad se "gestionó con el Gobierno de la República un patrocinio o bono de solidaridad (...) que creemos que será de mucha ayuda".

LEA: Comunidades afrohondureñas recibirán beneficios del programa "Criando con amor"

En el texto afirman que tal petición fue aprobada por las autoridades gubernamentales y será un bono que consistirá en una transferencia mensual "como recompensa de todos los años de arduo trabajo en la obra de Dios".

"Si en su organización existen pastores de la tercera edad, ya sea en el área urbana y rural, enviar información a la secretaría de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH) confraternidadhn@gmail.com", finaliza el texto firmado por la junta directiva del CEH.

"No se de qué se extrañan"

El presidente de la CEH, el pastor Osvaldo Canales confirmó que la gestión se hizo a las autoridades hondureñas debido a la "calamidad" que enfrenta su gremio tras el coronavirus.

"Hemos perdido a más de 13 pastores y muchas de sus familias ni siquiera tenían para el ataúd donde colocar su cuerpo, entonces lo que queremos es darle una ayuda al gremio así como lo han solicitado otros. No se de qué se extrañan", expresó Canales.

Aclaró que dicho bono será únicamente para pastores de la tercera edad en zonas vulnerables.

Representantes de varios sectores del país se han manifestado en contra de tal patrocinio a los pastores evangélicos pues consideran que sería "falta de dignidad".

Pedro Barquero, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), escribió en su cuenta de twitter que "ningún pastor evangélico con dignidad y conociendo tantas necesidades de nuestro país recibiría este bono".

Otros sectores de la religión evangélica de Honduras afirman estar en contra de la entrega de dicho bono y muchos pastores que dirigen estas iglesias aseguran no ser parte de la confraternidad.

La Prensa