Hermanitos unidos por su amor al baile

Yoser y Karla son de los alumnos más brillantes y disciplinados del Centro Artístico Sampedrano

VER MÁS FOTOS
Yoser y Karla Padilla bailan ballet, tap, jazz y acro dance. Los hermanitos sueñan con ser profesores de baile en el futuro. Fotos y video: Melvin Cubas.

San Pedro Sula, Honduras.

A los hermanitos Yoser (12) y Karla Padilla (10) no solo los unen los lazos de sangre, sino también su pasión por el baile.

En el marco de celebrarse hoy el Día del niño en Honduras conoceremos la historia de estos pequeños alumnos del Centro Artístico Sampedrano, quienes descubrieron su amor por el arte y la danza desde muy pequeños, y gracias a su talento obtuvieron una beca para ser parte del centro de artes.

“Don George Jackson, director del Centro Artístico Sampedrano, conoció la historia de los niños, quienes son de escasos recursos, y habló con la madre de ellos para ofrecerles una beca y de esa manera desarrollar su talento”, explica Bryan Martínez, profesor de baile.

A la edad de cuatro años, la pequeña Karla entró al centro y empezó con clases de ballet. Luego se sumó su hermano Yoser, quien se sintió atraído por el tap y ballet.

hermanitos2.1(1416x870)
$Ambos bailan desde muy pequeños.

Con el paso del tiempo, el Centro Artístico Sampedrano incluyó clases de Acro Dance (Danza Acrobática) y a Martínez le pareció una oportunidad para que Karla y Yoser explotaran sus habilidades artísticas.

“Desde el principio vi algo muy fuerte en estos niños, y sentí que esta rama del Acro Dance iba a ser algo en lo que se pudieran desarrollar mejor”, contó.

Su brillante habilidad en las tablas ha llevado a Yoser y Karla a participar en eventos nacionales e internacionales, como la Competencia All Dance Continental, que se celebró en Panamá en 2019.

mr-hermanitosbuena-100920(1416x870)
Yoser con el profesor de baile, Bryan Martínez.

En ese evento participaron junto a otros alumnos del centro y obtuvieron el segundo lugar en la categoría de jazz.

Y aunque la pandemia ha frenado los planes de este año, los hermanos continúan recibiendo clases virtuales.

“Lastimosamente no hemos podido reunirnos, hemos estado en clases en línea, pero sobre todo en preparación física, queremos que los alumnos continúen practicando sus ejercicios físicos y sus técnicas, esperamos en Dios que esto termine y nuestros niños vuelvan para hacer lo que más aman”, agregó.

La Prensa