Nacer en tiempos del covid-19 con partera y sin registro

Nacimiento de bebés en casa creció por temor a la pandemia Padres tienen prórroga para inscribir a hijos en RNP porque no han podido hacerlo.

En los hospitales públicos donde se atienden partos, se han habilitado salas covid-19 para que madres sospechosas o positivas den a luz sin riesgo de contagiar a sus bebés.
En los hospitales públicos donde se atienden partos, se han habilitado salas covid-19 para que madres sospechosas o positivas den a luz sin riesgo de contagiar a sus bebés. /

SAN PEDRO SULA.

A principios de año, Elsa Marina López creía que su labor de partera en el sector de la Rivera Hernández estaba llegando a su ocaso. Pero en marzo sus contratos crecieron en un 800%. Sus servicios encontraron en el terror al covid-19 y en la cuarentena a sus grandes aliados, mejor que cualquier campaña de marketing.

López, quien lleva asistiendo partos desde hace 28 años en las 48 comunidades de la Rivera Hernández (sector sureste de San Pedro Sula), dijo en conversación con LA PRENSA que hasta el 16 de julio había atendido 96 partos en casa, lo que supone un incremento exponencial comparado con el promedio de tres mensuales que atendía hasta febrero.

51% Registro por sexo nacional
De los 4,172 bebés registrados entre el 15 de junio y el 16 de julio en el RNP, un 51% son niños y el 49% niñas. El 44.46% fue registrado en el departamento de Cortés. El 15% en Atlántida y un 10% en Francisco Morazán. Hay prórroga para inscribir a los recién nacidos.

“Desde el 20 de marzo las madres ya no querían ir a los hospitales. Me dicen que le tienen miedo al covid-19 y por eso prefieren no ir. Yo, aparte de ponerme mi uniforme como auxiliar de enfermería de la Secretaría de Salud, soy partera. Estoy acreditada para brindar este servicio, tengo mi carné y cada año voy en enero a que me juramenten”, dice mostrando su documento.

Su servicio es completo: lleva el registro de los bebés que ayuda a nacer y va con los padres a inscribir a sus hijos en el Registro Nacional de las Personas (RNP). “Aquí nunca se había dado un incremento de partos como ahora en la pandemia”, comentó sonriente. En promedio, López ha asistido de 30 a 32 partos mensuales durante la pandemia, aunque dice que “hay días en que no me doy abasto, a veces voy hasta con 4 mujeres a la vez. Gracias a Dios no he tenido fallecimientos ni desgarros”.

Entre las últimas niñas que López ha traído al mundo, hay una a la que nombraron Elsa Daniela en honor a la emblemática enfermera, quien es la única viva de 12 parteras que ofrecían sus servicios en uno de los sectores más populares de la Capital Industrial de Honduras.

zc-nacerCovid-230720A(800x600)
Es obligatorio usar mascarilla desde el ingreso hasta el alta médica. Otros niños han nacido con partera.

Inscripciones

Miles de bebés que han nacido desde el 16 de marzo en Honduras, fecha en que se dictó el autoaislamiento domiciliar, aún no han sido legalizados en el Registro Nacional de las Personas (RNP).

El RNP, como otras instituciones del Estado, se vio obligado a cerrar sus oficinas a nivel nacional a partir de esa fecha por la pandemia del coronavirus.

En una primera etapa de reapertura se ordenó abrir oficinas el 15 de junio en 18 municipios del país, la mayoría en Cortés (11 municipios); sin embargo, ante la creciente cifra de casos de contagios, se determinó el 6 de julio cerrar las oficinas de San Pedro Sula y Tegucigalpa, las dos ciudades más pobladas del país.

Del 13 de julio al 17 de julio, por disposiciones de Sinager, solo estuvieron activos los registros municipales de los municipios de Trujillo, Sabá, Choloma, La Lima, Pimienta, Potrerillos, Puerto Cortés, San Manuel, San Francisco de Yojoa, Santa Cruz de Yojoa, Villanueva, Talanga, El Paraíso, Danlí, Nacaome y San Lorenzo.

Desde el 20 de julio se activaron los registros de otros 33 municipios.

Contraste

Sin embargo, las 19 oficinas auxiliares del RNP en los principales centros asistenciales, dedicados a la inscripción de neonatos, han permanecido cerradas desde el inicio de la pandemia, por lo que la mayoría de bebés se han ido a casa sin ser inscritos. Esos bebés se suman a una cifra no determinada que han nacido en el hogar.

Según el RNP, los registros de nacimiento efectuados desde el arranque de la primera etapa de apertura a nivel nacional (15 de junio al 16 de julio) son 4,172, de los cuales 1,855 corresponden a Cortés, 625 a Atlántida, 418 a Francisco Morazán, 381 a Comayagua, 244 a Olancho, 232 a El Paraíso, 208 a Choluteca, 75 a Santa Bárbara, 79 a Valle, 21 a Yoro, 14 a Ocotepeque, 8 a Lempira, 1 a La Paz, 1 a Islas de la Bahía, 2 a Intibucá, 4 a Copán y 4 a Colón. De esa cifra el 51% son niños y el 49% niñas.

LA PRENSA constató que estas 4,172 inscripciones de nacimiento registradas no son ni el 50% de los 9,956 nacimientos reportados hasta junio en los hospitales Mario Catarino Rivas, Leonardo Martínez, Hospital Escuela y Hospital de Especialidades del Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS) en Tegucigalpa.

Tampoco incluye a los cientos de nacimientos en la red de hospitales y centros asistenciales en el interior del país.

Funcionarios del RNP afirmaron que no se puede determinar la cantidad de nacimientos durante la pandemia. “Ni la Secretaría de Salud podría, ya que han ocurrido partos en casa. Nosotros solo tenemos cifras de las inscripciones realizadas”, dijo un funcionario.

lc-nacimientos-290720(1024x768)

Protocolos

Iván Torres, miembro de la junta interventora del hospital Mario Rivas informó que hasta el 21 de julio, de 1,225 partos atendidos desde el arranque de la pandemia, dos bebés son los únicos que han dado positivo por la enfermedad: uno al nacer y otro a los tres días del parto.

Edwin Javier Cruz, director del hospital de especialidades San Felipe, informó que en ese centro del 16 de marzo al 21 de julio se habían dado 21 partos en el área de maternidad covid-19 en donde dan a luz madres positivas o sospechosas de la enfermedad. Todos los bebés dieron negativo en la prueba PCR, detalló el galeno.

Cecilia Mendoza, coordinadora de comunicaciones del IHSS en Tegucigalpa, informó que de marzo a julio se contabilizaron 1,409 partos de los cuales 52, a partir de abril son de madres positivas por covid-19. Sin embargo, no hay evidencia que se haya dado transmisión vertical entre madre e hijo. En el IHSS se sigue un protocolo para evitar el contagio de los recién nacidos.

Luis Tinoco, ginecobstetra y jefe de la maternidad del Leonardo Martínez, informó que en la entrada del centro se ha instalado un triaje en donde se le hace una evaluación con preguntas a la paciente. Si tiene sintomatología respiratoria y fiebre se manda directamente a la sala covid-19, si solo tiene fiebre pasa al filtro 3 en donde se le hace un examen con prueba rápida para confirmar la enfermedad.

Si viene con síntomas, fiebre y en trabajo de parto activo pasa directamente al filtro 3 para prueba rápida. Es obligatorio portar mascarilla y si la paciente no trae se le brinda una en el primer triaje, además de pasar por una cabina de desinfección en la entrada.

Rosa Melgar, jefa del departamento de pediatría del Leonardo, agregó que los recién nacidos son separados de sus madres al nacer en la sala covid-19 y se ponen en una sala cuna hasta que la mamá supera el aislamiento, proceso que se corrobora con pruebas.

Protección de neonatos en el mundo:

1

Costa rica
zc-bebecostarica-230720(800x600)

En los hospitales públicos de Costa Rica, incluyendo la unidad de neonatología del hospital México, el más grande del país, se les pone careta a los recién nacidos.

2

Tailandia

zc-bebetailandia-230720(800x600)
En el hospital Praram 9 de Bangkok se les ponen caretas a los bebés para evitar que se contagien de covid-19 o de otras patologías en medio de la pandemia.
3

Turquía

mg-nacercovid(800x600)
En el hospital de la Universidad de Ciencias de la Salud en Ankara se crean los protectores faciales que se le colocan a los recién nacidos en ese centro médico.
La Prensa