Congreso Nacional aprueba nuevos préstamos por más L2,700 millones

El bono 10,000 que entregan a madres solteras ahora se acreditará mediante pago electrónico.

La reunión virtual de ayer tuvo inconvenientes técnicos.
La reunión virtual de ayer tuvo inconvenientes técnicos.

TEGUCIGALPA .

En medio de cuestionamientos de diputados de la oposición, el Congreso Nacional aprobó ayer más endeudamiento con organismos multilaterales hasta por un monto de 109.2 millones de dólares (2,709.8 millones de lempiras) durante la décima tercera sesión virtual.

Para impulsar la ejecución de acciones de apoyo a las medidas para la prevención y detección, al igual que tratamiento del covid-19, el apoyo a la estabilidad de la macroeconomía, la protección a grupos vulnerables y el empleo, incluyendo la reactivación económica, se admitió el contrato de préstamo 2249 suscrito entre el Gobierno y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 50 millones de dólares.

Además
La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, explicó el objetivo de la solicitud de autorización de préstamos con el BID y BCIE.

Estos recursos se destinarán para ejecutar el programa de emergencia de apoyo y preparación ante el covid-19 y de reactivación económica a un plazo de 20 años con cinco años como período de gracia de amortización, conforme al dictamen que se le dispensó dos debates. Además, se aprobaron otros 59.2 millones de dólares del convenio de financiamiento 5008/BL-HO que se firmó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para llevar a cabo el programa de apoyo al sistema integral de protección social.

De ahora en adelante, el Bono 10,000 que entrega la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) a las madres solteras beneficiarias correspondiente a junio y subsiguientes meses del año se hará a través de cualquier medio de transferencia o pago electrónico.

Esta es una de las medidas especiales de difusión, prevención y atención a la violencia contra la mujer y acciones para garantizar la igualdad de género durante la vigencia de la emergencia declarada por el covid-19, cuyo decreto fue admitido por unanimidad de los legisladores.

Estas medidas son una respuesta del Poder Legislativo ante incremento en las denuncias por violencia doméstica que se han incrementado significativamente durante este tiempo de confinamiento.

La Prensa