Comercio reabre al público con los protocolos de bioseguridad

Un estudio de la Unah señala que al menos ocho de cada 10 empresas están implementando las medidas. El sector informal es donde más se debe revisar.

En los comercios formales se están cumpliendo las medidas como la toma de temperatura, el distanciamiento y la circulación por número de identidad, pero en el sector informal muchos negocios no están cumpliendo.  Fotos Andro Rodriguez
En los comercios formales se están cumpliendo las medidas como la toma de temperatura, el distanciamiento y la circulación por número de identidad, pero en el sector informal muchos negocios no están cumpliendo. Fotos Andro Rodriguez /

TEGUCIGALPA.

Bajo protocolos de bioseguridad ordenados por la Secretaría de Trabajo, reanudaron operaciones ayer un buen número de negocios y empresas del Distrito Central. Después de estar más de un mes cerrados, reabrieron al público las empresas con el 20% de sus empleados, como lo establece la primera fase uno del plan de apertura económica.

De acuerdo a estimaciones de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), durante la primera fase de la apertura se reactivarán entre 50,000 y 100,000 empleos en la capital.

Varios de los negocios todavía están detallando los protocolos de bioseguridad y aspectos como el traslado de sus empleados, por lo que ayer no abrieron todos los negocios, dijo el director ejecutivo de la CCIT, Rafael Medina.

“En los próximos días esperamos que hayan más empresas abiertas”, expresó.

Deben mejorar
1- Algunas empresas atienden al público sin verificar si el dígito de la identidad corresponde con el de circulación.

2- Otro aspecto que se debe mejorar es el número de personas dentro de una tienda y el distanciamiento en la fila para ingresar.

Medina señaló que realizaron un recorrido por varios negocios y constataron que la mayoría está cumpliendo con los protocolos tanto para los clientes como para sus colaboradores.

Ayer en la capital se observó que la afluencia de personas fue menor que la del primer día de apertura el pasado junio. “Las personas son más conscientes y eso es bueno para evitar el contagio y que sigan abriendo más fases”, comentó el director de la CCIT.

Las tiendas y negocios colocaron rótulos con las medidas que deben cumplir los clientes para ingresar a los establecimientos, como es el uso de mascarilla y respetar el distanciamiento social, entre otras. En las entradas, hay un empleado que mide la temperatura y aplica gel antibacterial, además hay pediluvios para la desinfección de zapatos antes de entrar a las tiendas.

Karen Sandoval, empleada en una tienda de zapatos, dijo estar satisfecha con la reapertura. “Pensaba que me iba a quedar sin empleo, estuvimos con otros compañeros por varios meses suspendidos, pero qué bien que ya retornamos al trabajo y esperamos que sigan abriendo para que más empleados regresen”.

AR-ambienteTegus-300720 (5)(800x600)

Sector informal

Aunque la mayoría de negocios del sector informal están cumpliendo las medidas de bioseguridad, hay otros que no las implementan. Tal es el caso de los mercados que ayer estuvieron abarrotados de personas, varios no utilizaban correctamente la mascarilla y no había distanciamiento. Algunos negocios no toman la temperatura a sus clientes ni exigen el uso de mascarillas.

Autoridades manifestaron que ese es el sector que más debe vigilarse. De acuerdo con el último estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), al menos ocho de cada diez empresas (el 83.9%) están implementado medidas de bioseguridad.

Las principales dificultades para contar con medidas de bioseguridad son dinero, acceso a insumos, personal capacitado, instalaciones físicas y conocimiento, establece el informe. Carlos Cordero, ministro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) declaró que es esencial que exista un compromiso de parte de la población y los comercios para que no se vuelva a regresar a la fase cero de apertura como se dio en junio.

Añadió que la empresa privada debe apegarse a los porcentajes de masa laboral autorizados por Sinager, así como de respetar los rubros que están habilitados para abrir operaciones.

AR-ambienteTegus-300720 (7)(800x600)
La Prensa