Pugna entre presos comunes y extorsionadores originó reyerta

En menos de un mes se han dado cuatro hechos violentos en el sistema carcelario, lo que deja en evidencia el descontrol en las prisiones. El último sucedió ayer en el penal de La Esperanza.

A los reos heridos en el centro penal de Puerto Cortés los llevaron al Hospital de Área.
A los reos heridos en el centro penal de Puerto Cortés los llevaron al Hospital de Área.

SAN PEDRO SULA.

La reyerta que dejó dos reclusos muertos y cuatro heridos en el centro penal de Puerto Cortés se originó por una pugna entre los reos comunes y un grupo de privados de libertad acusados de extorsión, conforme a las averiguaciones de las autoridades policiales.

Las investigaciones indican que la presencia de los internos que guardan prisión por el referido delito ha incomodado a los reclusos que tienen como código de conducta no permitir miembros de pandillas y personas vinculadas al crimen organizado en la cárcel.

La pugna entre los dos bandos venía generando roces, que el lunes desencadenaron en la reyerta que dejó el saldo de dos muertos y cuatro reclusos heridos.

En el enfrentamiento resultaron muertos Óscar Irene Rodríguez Soriano y Silvio Alejandro Fuentes Mejía.

Las autoridades policiales informaron que Rodríguez Soriano estaba recluido por los delitos de extorsión y lavado de activos, y Fuentes Mejía por asesinato y portación ilegal de arma de fuego.

Los heridos, según lo informado por las autoridades, responden a los nombres de Cristian Enrique Benegas Pérez (de 34 años), Melvin Javier Cálix (de 30), Víctor Orellana Núñez (de 69) y Wilmer Ostilo Lanza (de 29). Se informó que de los cuatro heridos ayer fueron dados de alta dos en el Hospital de Área de Puerto Cortés y otro saldrá hoy del centro hospitalario. Uno de los presos por la gravedad de las heridas fue referido al hospital Mario Rivas de San Pedro Sula.

Incidencia

En menos de un mes se han dado cuatro hechos violentos en las cárceles del país. Justo hace un mes, el 29 de junio, dos sicarios de la mara Salvatrucha acribillaron a balazos a Ricki Alexander Zelaya Camacho, cabecilla de la 18, en el interior de uno de los módulos considerado de máxima seguridad en Támara. Tres semanas después, al menos 12 reos, utilizando fusiles de asalto AK-47, pistolas nueve milímetros y granadas de fragmentación, atentaron contra los guardias de los torreones de ese mismo penal.

Dos días después de suscitada la balacera, autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) encontraron un arsenal en los módulos Sentenciados y Procesados II y en la zona conocida como La Isla.

Penitenciaría de mujeres. En la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), las autoridades desmantelaron el lunes una red de internet inalámbrico.

Ese mismo día pero en horas de la tarde, en medio de los talleres de la Penitenciaría Nacional de Támara, se toparon con el inicio de lo que sería un túnel de escape de presidiarios.

El lunes se dio el enfrentamiento de reos en Puerto Cortés que dejó dos muertos y cuatro heridos. Ayer en la tarde se suscitó un amotinamiento en el centro penal de La Esperanza, Intibucá, que fue disuadido por las autoridades policiales a punta de balas, sin que se reportaran heridos.

También ayer en la cárcel de Támara detectaron que ocultas en unas bolsas de cemento pretendían introducir unas 30 libras de marihuana.

tamara.131(800x600)
En la Penitenciaría de Támara ayer incautaron 30 libras de marihuana que querían ingresar ocultas en unas bolsas de cemento.
La Prensa