Ninguna empresa en Turquía construye los otros 5 hospitales

Representante de SDI Global, Michael Murphy, dijo a LA PRENSA que Vertisa completólos dos hospitales con módulos usados. Cónsul de Turquía dijo que Vertisa evadió tributos.

VER MÁS FOTOS
Según SDI Global, los hospitales enviados por Vertisa se completaron con módulos usados.
Según SDI Global, los hospitales enviados por Vertisa se completaron con módulos usados. /

Tegucigalpa.

El paradero de los restantes cinco hospitales móviles de los siete comprados al guatemalteco-estadounidense Axel López por el exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) Marco Bográn a un valor de 47.4 millones de dólares (1,174 millones de lempiras), es un completo misterio y su llegada a Honduras es totalmente incierta.

LA PRENSA confirmó que en Turquía ninguna empresa dedicada a ese negocio está construyendo los restantes cinco módulos hospitalarios encargados por Invest-H, y, según fuentes consultadas, en este momento nadie quiere hacerse cargo de su ensamblaje por las implicaciones legales y el escándalo mediático que ha causado.

47.4
millones de dólares es el valor pagado al contado por el Gobierno de Honduras por los siete hospitales móviles a Axel López.

Los siete hospitales móviles, tres de 91 camas y cuatro de 51 camas, fueron adquiridos y pagados al contado por el Gobierno hondureño el 19 de marzo y 2 de abril pasado a las sociedades Elmed Medical System y Hospitales Móviles.Com, representadas por Axel López.

En un informe de auditoría, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) detectó una sobrevaloración de $32 millones en los siete módulos, mientras la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) estimó que por cada hospital se pagó un sobreprecio de dos millones de dólares, (unos 50 millones de lempiras).

32
millones de dólares es el monto del perjuicio causado al Estado de Honduras en la adquisición de los hospitales, según el CNA.

Dos de los hospitales móviles de 91 camas llegaron a Honduras el 10 de julio, pero en las inspecciones efectuadas por el Ministerio Público y el CNA se detectó que varios módulos presentan un visible deterioro y corrosión, además, traían vaporizadores vencidos y otros en mal estado.

Asimismo, la autoridad aduanera detectó inconsistencias en los valores del manifiesto de carga y las facturas emitidas a favor de Invest-H por Elmed Medical System, Hospitales Móviles y Vertisa, que arrojaron una sobrevaloración de al menos $10.9 millones (L272 millones) en ambos hospitales. Los dos módulos asistenciales fueron encargados por la empresa Vertisa, que también es representada por Axel López, a la compañía turca Nuris Prefabrik, cuyo negocio principal es la elaboración de estructuras modulares, viviendas y oficinas prefabricadas.

Nadie los construye

En una comunicación con Diario LA PRENSA, Michael Murphy, presidente de la compañía turca SDI Global LLC Investment, quien denunció el pasado 22 de junio a Axel López por plagiar su propuesta económica y los registros de marca, dijo que ninguna empresa turca se está haciendo cargo de construir los cinco hospitales restantes para Honduras.

“No hay contenedores para hospitales que se estén construyendo en fábricas de Turquía para Honduras. La respuesta es no, nadie trabajará con (Axel) López y Vertisa”, dijo categóricamente el ejecutivo a la consulta de este diario con relación al paradero de los restantes hospitales móviles.

Asimismo, Murphy comentó que la información que han recibido es que se utilizaron contenedores viejos para completar el pedido de Vertisa. “Escuché que Vertisa está usando contenedores usados ​​tratando de adaptarlos y venderlos como contenedores de hospitales nuevos”, afirmó Murphy.

“López y Vertisa estafaron a Honduras ¿no crees que el mejor ejemplo es que ellos enviaron ventiladores usados ​​y anticuados, y que eso es muy enfermo de su parte y que no están teniendo ningún cuidado en lo absoluto, estoy seguro que enviaron contenedores usados en los dos hospitales. No obstante lo anterior, el ejecutivo exoneró de responsabilidad a Nuris Prefabrik y enfatizó que los únicos responsables de esta millonaria estafa son López y Vertisa.

Evasión

LA PRENSA consultó a Adolfo Facussé, empresario y cónsul honorario de Turquía en Honduras, quien informó que el Gobierno de aquel país de Oriente Medio ha emprendido acciones legales contra Vertisa por evasión de impuestos en vista que en el manifiesto de carga reportó un valor menor de los dos hospitales enviados a Honduras.

Además, indicó que en el manifiesto original solo reportó la carga de 39 contenedores, pero no se declararon las restantes 39 unidades, motivo por el cual se ha abierto una investigación por evasión tributaria.

Además, indicó que Nuris Prefabrik se enfrenta a una demanda legal porque no es una empresa certificada por el Gobierno de Turquía en la fabricación de hospitales móviles de campaña, la cual es una actividad estrictamente regulada en ese país, junto a los alimentos y el transporte, y solo ciertas empresas tienen licencia para su fabricación.

Para que una compañía pueda ofrecer un hospital tiene que cumplir con una serie de etapas y requisitos muy importantes que Nuris Prefabrik no cumplía, dijo.

Facussé también confirmó la versión del representante de SDI Global en el sentido que la información es que no hay en este momento ninguna fábrica en Turquía que esté a cargo de la fabricación y el ensamblaje de las restantes infraestructuras hospitalarias adquiridas por Invest-H.

“Va a ser muy difícil que el señor Axel López encuentre quien fabrique los restantes cinco hospitales, la única empresa que había ofrecido construirlos fue SDI Global que mandó una propuesta a la Secretaría de Salud, pero no fue tomada en cuenta. Esta es la única que ha mostrado algún interés y que está legalmente certificada”, dijo Facussé.

El empresario y agente diplomático turco consideró que bajo esos escenarios es muy improbable que los restantes cinco hospitales móviles lleguen al país.

Interventora no sabe de los hospitales

José Gustavo Boquín, miembro de la junta interventora de Invest-H, reconoció ayer que desconocen adónde se fabrican los cinco hospitales que están pendientes de entrega.

“En este momento no tenemos ninguna comunicación oficial del proveedor, del estatus o ubicación de los hospitales”, dijo Boquín en una entrevista a TSI.

Dijo que si estuvieran en otra situación por el covid-19, se contrataría a un consultor nacional para que viaje a Turquía a supervisar la construcción de los hospitales y rinda un informe al respecto. Añadió que incluso se ha pensado en solicitarle la colaboración al Ejército turco para que se aboque a la fábrica que construye los módulos y coteje las condiciones del equipo y con base en esa información presentar un informe a la sociedad hondureña.

La Prensa