Incertidumbre por la trayectoria de Gonzalo en el mar Caribe

Esta es la séptima tormenta tropical del año en una temporada que arrancó muy activa.

El fenómeno anoche seguíA como tormenta tropical.
El fenómeno anoche seguíA como tormenta tropical.

TEGUCIGALPA.

Mientras Gonzalo continúa su avance por el mar Caribe todavía como tormenta tropical, en Honduras su desplazamiento causa incertidumbre porque algunos modelos lo acercan a Honduras y otros a Cuba.

Francisco Argeñal, jefe de Meteorología de Copeco, señaló que anoche Gonzalo continuaba con vientos en 95 km/h por lo que todavía es tormenta.

“Tal vez mañana (hoy) se convierta en huracán. Continúa su desplazamiento a 20 km/h hacia el mar Caribe”, precisó.

Según Argeñal, hasta el sábado por la tarde o el domingo al mediodía “podríamos tener escenarios con mayor probabilidad”.

Vigilancia

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos esperaba que ayer el fenómeno se convirtiera en el primer ciclón de estas características de la temporada en la cuenca atlántica.

Anoche el centro de la tormenta se encontraba a 910 millas (1,470 kilómetros) al sur de las Islas de Barlovento, en las Antillas Menores, y le acompañan unos vientos sostenidos de 65 millas por hora (100 kilómetros por hora).

Tome nota
El canal The Weather Channel indicó que su pequeño tamaño es un desafío para predecir su intensidad. Esta misma cualidad le puede hacer fortalecerse y debilitarse rápidamente

Continuaba desplazándose hacia el oeste a una velocidad de 12 millas por hora (19 kilómetros por hora), lo cual ha llevado a gobiernos como el de Barbados a emitir una alerta por huracán.

El NHC prevé que la tormenta aumente de velocidad y de fuerza durante los próximos días y que a partir del sábado se vaya desplazando hacia el noroeste hasta que el centro se posicione sobre las Islas de Barlovento dejando a su paso acumulaciones de agua de hasta 7 pulgadas (17 centímetros) en esta región.

Estas precipitaciones podrían desembocar en inundaciones en Barbados y las Islas de Barlovento, aunque todavía se mantiene una alto “grado de incertidumbre” en cuanto a la evolución de la tormenta durante los próximos tres días conforme se acerca al mar del Caribe.

Otra amenaza

El NHC, con sede en Miami, también advirtió de la formación de la depresión tropical Ocho en el golfo de México que se localiza a unas 405 millas (650 kilómetros) al sureste de Port O’Connor (Texas) y que se está desplazando hacia el noroeste con fuertes vientos.

Según su movimiento actual, se espera que la depresión llegue a la costa tejana a lo largo del viernes y se podría convertir en tormenta tropical durante las próximas 24 horas aproximadamente.

6-10
tormentas podrían convertirse en huracanes. De 3 a 6 podrían llegar a ser mayores, es decir con vientos máximos sostenidos de 178 km/h o más.

Este año ya se formaron las tormentas Arthur y Bertha, antes del inicio oficial de la temporada de huracanes, que comienza el 1 de junio y va hasta el 30 de noviembre, a las que le siguieron Cristóbal, Dolly, Edouard y Fay.

Los expertos pronostican para la temporada una actividad ciclónica “por encima de lo normal”.

La intensidad de Gonzalo ya se asemeja a la de un huracán y está cerca de producir vientos de 119 km/h, una de las características necesarias para que entre en esta categoría.

Una temporada normal tiene 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3 de categoría mayor, es decir 3, 4 o 5 (la máxima) en la escala de Saffir-Simpson.

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés), la actual temporada ciclónica tendrá de 13 a 19 tormentas con nombre.

La Prensa