Producción de granos urge de créditos y apoyo técnico

Las lluvias han devuelto la esperanza a miles de productores de maíz, frijol y arroz que se encuentran en crisis por las pérdidas de la cosecha anterior.

Un productor muestra el crecimiento que ha tenido una milpa de maíz, gracias a los sistemas de riego. Fotos Andro Rodríguez.
Un productor muestra el crecimiento que ha tenido una milpa de maíz, gracias a los sistemas de riego. Fotos Andro Rodríguez.

JUTICALPA, OLANCHO.

“Juan, ¿sabés quién tiene billete para pasarle la urea al maíz?”, fue la pregunta de Isaías Aguilar, un productor de granos básicos en la aldea de El Tulín, mientras la unidad de investigación de LA PRENSA realizaba un recorrido por los cultivos de maíz en el municipio de Juticalpa, Olancho.

Al igual que para Isaías, esta es la realidad de miles de productores de maíz, frijol y arroz a nivel nacional que durante los últimos años fueron afectados por las severas sequías provocadas por el cambio climático y que hizo perder la producción y las inversiones en el sector.

Costos
1- Casi L26,000 cuesta producir una manzana de maíz hasta colocarla en la agroindustria con un rendimiento de 100 a 120 quintales por manzana y su precio por quintal es de L380.

2- La producción por manzana de arroz tiene un costo de L25,000 y dependiendo de la zona su rendimiento puede estar entre 40 y 80 quintales por manzana. El precio de garantía del quintal es de L120.

Juan Valladares, expresidente de la Asociación de Productores de Granos Básicos (Prograno), expresó a LA PRENSA mientras realizaba un recorrido por los cultivos de maíz en Juticalpa que el principal problema para los productores es la falta de apoyo económico de parte del Estado.

“Gracias a Dios hemos comenzado con un excelente invierno, con condiciones muy positivas y favorables”, dijo Valladares; sin embargo, el productor lamentó que el área de siembra este año es relativamente baja si se compara con lo que se sembró en los últimos tres años, principalmente por las circunstancias crediticias.

“No hay apoyo del Estado, salvo un fondo que con buena intención el ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería nos aprobó por L150 millones, pero con muy mala elección de las instituciones que lo administran porque no conocen nada de créditos agrícolas”, explicó Valladares.

ad-granosbasicos-010720 (3)(800x600)
Varios productores sembraron en laderas algunos cultivos de frijol en la temporada de primera.

Héctor Motiño, presidente de la caja rural de emprendedores de La Puzunca, manifestó que las únicas fuentes de apoyo que tienen son las casas comerciales a través de insumos.

“El invierno ha sido de lo mejor, hay buena humedad, buen desarrollo del cultivo y esperamos una buena cosecha para cumplir con nuestras obligaciones financieras”, comentó el agricultor.

Otros productores de la zona dicen que la agricultura sigue dependiendo de los factores climáticos, ya que el 95% de la producción de granos básicos depende de la lluvia y apenas un 5% cuenta con pequeños sistemas de riego en el país, a pesar de que es un crédito 100% seguro de recuperar para las instituciones financieras.

Empleos
Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 30% de los trabajadores del mercado laboral en el país está en la agricultura, ganadería y pesca.

José Alejandro Miranda, productor de Juticalpa, señaló que desde hace cuatro años les prometieron apoyo para un sistema de riego, pero hasta el día de hoy lo siguen esperando.

Según los productores, el año pasado se perdió el 80% de la producción por una prolongada canícula. En el departamento de Olancho, el de mayor producción agrícola, se dejaron de producir 1.5 millones de quintales de maíz que representan una pérdida de L500 millones.

Producción de arroz y frijol. Al igual que para el maíz, representantes del sector arrocero demandan mayor apoyo estatal, ya que cerca del 90% de los productores está en la central de riesgos y no pueden obtener los créditos del Banco Hondureño de la Producción y la Vivienda (Banhprovi).

Fredy Torres, representante de Honduras ante el Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego, solicitó más apoyo económico y técnico, ya que el mismo está centralizado en la capital.

Ventajas de los sistemas de riego
Siembra con lluvia. Un productor muestra una de sus parcelas que fue sembrada hace 10 días y que se ha desarrollado gracias a la cantidad de lluvias que ha traído el invierno, permitiendo que el suelo tenga buena humedad para que las semillas puedan germinar y crecer. Sin embargo, las plantaciones todavía están en riesgo por la canícula que inicia el 15 de julio.
Siembra con riego. Gracias a pequeños sistemas de riego los productores tuvieron la opción de empezar a sembrar desde finales del mes de abril. Las cosechas están a pocos días de llegar a su etapa de recolección de cultivos. En la comunidad de La Puzunca, los productores han logrado a través de inversión propia construir pequeños sistemas de riego.

Entre las dificultades que enfrenta el sector, Torres detalló que “en el país faltan sistemas de riego, solo un 8% de los productores de arroz cuenta con uno; además, tenemos escasez de semillas ya que en el país solo hay dos plantas: una estatal y una privada; en cambio, en Nicaragua hay al menos nueve y producto de la pandemia hay restricción para la adquisición de insumos en las casas agrícolas”.

A pesar de las dificultades que enfrentan los productores, Torres se muestra positivo en esta cosecha, ya que se logró obtener un precio de garantía de L420 por quintal y tienen asegurada la compra de la producción por la agroindustria.

La expectativa para este 2020 es que se puedan producir 1.4 millones de quintales de arroz granza húmedo en un área de producción de 23,000 manzanas y se importarán más de 3 millones de quintales para cubrir la demanda nacional que ronda los 4.5 millones quintales por año.

ad-granosbasicos-010720 (5)(800x600)
LA PRENSA comprobó el desarrollo de los cultivos gracias al buen invierno de 2020.

Dulio Medina, presidente de Prograno, dijo a LA PRENSA que para la cosecha de primera esperan cultivar cerca de 850,000 quintales de frijol, y que en la de postrera y postrera tardía esperan 1.8 millones de quintales para cumplir con la demanda de 2.4 millones de quintales de frijol.

“La producción nacional será suficiente para ofertarle a la población, sabemos que el precio está un poco elevado (20 lempiras la libra), pero dentro de 45 días que empiece la cosecha nacional de frijol se va a estabilizar”, dijo Medina.

Sobre el apoyo financiero, dijo que en esta cosecha el papel que ha desempeñado el Gobierno ha sido mínimo.

El presidente de Prograno desestimó que el país se vaya a ver obligado a importar de otros países porque podría causar problemas para miles de productores.


LC granos 010720(1416x870)
La Prensa