Queda anulada la circulación por el último dígito de la placa vehicular en Honduras

Tras la inconformidad de distintas partes, Sinager volvió a la medida del último dígito de la tarjeta de identidad.

Fotografía panorámica de la ciudad de Tegucigalpa, una de las que estaba incluida en la restricción de circulación de personas.
Fotografía panorámica de la ciudad de Tegucigalpa, una de las que estaba incluida en la restricción de circulación de personas. /

Tegucigalpa.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) decidió cancelar la polémica medida de circulación conforme a la placa vehicular.

La cancelación de esta normativa se da 24 horas después de que se anunciara en cadena de radio y televisión.

En un comunicado de prensa el Sinager informó que "queda sin valor la medida de circulación del último dígito de placa vehícular. La población continuará movilizándose por el número de terminación de su tarjeta de identidad".

La Secretaría de Seguridad explicó que la decisión tenía el objetivo de evitar la salida de vehículos que se observó en los últimos días, esto generó malestar en la población porque no coincide con su dígito de cédula.

Muchos sectores se manifestaron en contra de la circulación de personas con placas vehiculares, incluso el presidente Juan Orlando Hernández pidió al Sinager y la Mesa Multisectorial revisar y afinar esta normativa.

"En concordancia con los análisis epidemiológicos, Sinager continuará buscando un mecanismo de control de salida de la población, para asegurar que el virus no siga afectando a los hondureños de manera veloz y exponencial como hasta el momento", agrega la misiva compartida a los medios de comunicación.

El Sinager sugiere a los hondureños ser parte de la solución para evitar más contagios de COVID-19, pandemia que "está alcanzando nivels muy críticos que atentan contra la vida de la ciudadanía".

Asimismo, pide que los ciudadanos "demuestren su más alto compromiso cumpliendo con las restricciones de circulación para evitar ser una víctima más del COVID-19".

El comunicado agrega que con el objetivo de hacer cumplir la medida de circulación con el último dígito de la identidad, la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) incrementará a partir del martes 30 de junio el número de controles y "serán rigurosos en la aplicación de multas y decomisos de vehículos para quienes infrinjan esta determinación".

Salida del Cohep de la Mesa Multisectorial

Las decisión de limitar la circulación de personas de acuerdo a la placa vehicular pareció ser la última gota del vaso que provocó la salida del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) de la Mesa Multisectorial para la reactivación de los sectores económicos y social.

En un comunicado el Cohep califcó de "ineficiente" el manejo del Sinager en la crisis provocada por la pandemia del COVID-19.

"Nuestras recomendaciones no han sido tomadas en consideración, lo que ha provocado un mal e ineficiente manejo de la crisis sanitaria, económica y social generada por la COVID-19 en el país. Sin otro asunto en particular, me suscribo agradeciendo el excelente trabajo realizado en las distintas instancias", citó en su último párrafo la misiva firmada por su presidente Juan Carlos Sikaffy.

"Era una buena medida si se hubiera socializado antes"

La medida de circular por la terminación de la placa vehicular fue una determinación que no se socializó con anticipación y que al final afectó a la población, consideró el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina.

“No todas las personas tienen dos vehículos en su hogar, y si su número no está aparejado con la terminación de su placa eso implicaba que no podían salir, causándole algunos problemas de abastecimiento en su hogar. Esta medida debió ser comunicada con antelación suficiente para que la gente se preparara”, dijo Medina.

El empresario consideró que pudo ser una buena medida, pero pensando en aquellos que no tenían cómo desplazarse desde sus hogares, en vista de que actualmente no hay transporte público.

“Se creó un serio inconveniente para la población”, manifestó Medina.

La Prensa