El Cohep anuncia su retiro del Sinager ante "un ineficiente manejo de la crisis"

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada alegó en un comunicado que sus sugerencias no fueron tomadas en cuenta para el control de la emergencia.

La Mesa Multisectorial está conformada por diferentes representantes técnicos de cada una de las organizaciones.
La Mesa Multisectorial está conformada por diferentes representantes técnicos de cada una de las organizaciones.

Tegucigalpa, Honduras.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) anunció este lunes que su Junta Directiva determinó de manera irrevocable retirar su representación del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Mesa Multisectorial para la reactivación de los sectores económicos y social, así como del Comité de Vigilancia y de las Mesas de Trabajo conformadas entre los sectores público y privado.

El Cohep indicó en su comunicado que la decisión de tomó en virtud de estar participando en forma activa en las sesiones y reuniones convocadas en las instancias antes mencionadas y sobre todo en la Mesa Multisectorial y el Comité de Vigilancia, donde el sector privado representado por el Cohep, "en forma responsable" ha presentado diferentes recomendaciones para una correcta gestión de la emergencia sanitaria.

"Nuestras recomendaciones no han sido tomadas en consideración, lo que ha provocado un mal e ineficiente manejo de la crisis sanitaria, económica y social generada por la COVID-19 en el país. Sin otro asunto en particular, me suscribo agradeciendo el excelente trabajo realizado en las distintas instancias", citó en su último párrafo la misiva firmada por su presidente Juan Carlos Sikaffy.

Inconformes ante medidas

La última decisión tomada y anunciada por la Mesa Multisectorial y otros generó mucha confusión entre la población, esta se relaciona con el retroceso de la fase 0 de la economía en San Pedro Sula, sumándose así al Distrito Central (Tegucigalpa y Comayagüela), debido al alto número de personas contagiadas por coronavirus.

De igual manera, la Secretaría de Seguridad, a través de la Policía Nacional, informó ayer en cadena nacional, que el toque de queda absoluto se mantiene para el resto del país que seguirá en fase uno desde el domingo 28 de junio a las 9:00 pm hasta el domingo 12 de julio a las 11:00 pm. En el caso de San Pedro Sula y el Distrito Central, la mayoría de comercios abiertos en la reapertura fase uno cerrarán a petición de las corporaciones municipales de ambas ciudades por el incremento de casos de covid-19.

Lea además: Circulación de placas genera confusión en la población hondureña

Los negocios que sí abrirán: supermercados, farmacias, bancos, cooperativas, sistema financiero en general, restaurantes del pilotaje, mercados autorizados y el sector maquilador, quienes atenderán a sus clientes conforme calendario de circulación nacional según el último dígito de su cédula de identidad, pasaporte o carnet de residente para extranjeros.

La circulación de personas seguirá segmentada de acuerdo al último dígito de la tarjeta de identidad a nivel nacional; pero en San Pedro Sula, el Distrito Central y los demás municipios de la Región 3 de la reapertura económica la circulación de los ciudadanos será conforme a su terminación de identidad junto a la placa vehicular.

También: Hospitales móviles en camino a Honduras no cumplen especificaciones técnicas

La decisión se anunció a pocas horas del inicio de la semana, cuando las empresas ya estaban preparadas con su personal, productos y servicios para la atención al público. Esto provoca una molestia en las empresas ya que aducen que perderán sus productos y a desmontar a última hora la logística que tenían preparado para el avance en la apertura económica.

La Prensa