Médicos preocupados por "falsa calma" de casos de COVID-19 en Tegucigalpa

"Sentimos que pueden explotar de un momento a otro", opina la doctora Suyapa Sosa.

Una enfermersa sale del Instituto Nacional Cardiopulmonar, centro que atiende a los pacientes graves con COVID-19 en Tegucigalpa, capital hondureña. Foto: LA PRENSA
Una enfermersa sale del Instituto Nacional Cardiopulmonar, centro que atiende a los pacientes graves con COVID-19 en Tegucigalpa, capital hondureña. Foto: LA PRENSA

Tegucigalpa.

Tegucigalpa y Comayagüela, ciudades de conforman el Distrito Central de Honduras, se convirtieron en el segundo epicentro del COVID-19 en el país. La forma en cómo creció el número de casos es asombrosa y los hospitales están trabajando casi al borde de su capacidad.

Debido al aumento de contagios esta semana se suspendió la entrada a la fase 2 de la reapertura económica en la capital hondureña. Mercados cerrados y comercio cerrado reflejan calma en las calles de Tegucigalpa, aunque a criterio de la doctora Suyapa Sosa es una "falsa calma".

Sosa, jefa de Neumología del Instituto Nacional Cardiopulmonar (Hospital del Tórax), dijo que entre miércoles y jueves solo se registraron dos defunciones; una por día. Sin embargo, informó que el lunes y miércoles se reportaron entre 7 y 8 muertes por día.

La médico manifestó estar preocupada por una "falsa calma" que hay en la capital hondureña, pero "sentimos que (los casos) pueden explotar de un momento a otro".



Sosa también considera que las brigadas y otros centros de triajes que se han habilitado en el Distrito Central son buenos, "pero no hay forma de tener todos los casos de las últimas dos semansa que sean leves", por lo que muchos pacientes pueden ser graves.

Dio a conocer la doctora que actualmente el Hospital del Tórax cuenta con 147 camas para pacientes, de las cuales 142 están ocupadas y solo tienen 5 cupos disponibles, por lo que espera que pronto puedan dar de alta a más personas para descongestionar las salas del centro médico.

También lamentó que el Instituto Nacional Cardiopulmonar aún no cuente con un presupuesto para atender la pandemia del COVID-19 y que estén trabajando con el presupuesto previo a la emergencia sanitaria.

Debido a eso hay una deficiencia en el laboratorio del Hospital del Tórax, lo que ha obligado a que los pacientes paguen sus exámenes en centros privados, incluso han tenido que comprar medicamentos fuera "porque ya no se dispone", denunció loa doctora Sosa.

13 muertes en 24 horas en hospital que no se atendería COVID-19

En el Hospital Escuela se reportó el fallecimiento de 13 personas en las salas COVID-19 en las últimas 24 horas. Al inicio de la pandemia este centro no atendería casos de coronavirus, sin embargo se habilitaron salas para atender la alta demanda de hondureños con esta enfermedad.

El doctor Franklin Gómez, subdirector del Hospital Escuela, lamentó que se sigan registrando muertes y advirtió que esto podría empeorar en los próximos días, pues los fallecimientos registrados en las últimas 24 horas corresponden a los contagios que se dieron dos semanas atrás.

"Lo que hemos estado viendo es mucha aglomeración, entonces no podemos esperar que nos bajen las cifras, de contagios como de fallecimientos", dijo el doctor.

El médico detalló que en el Hospital Escuela están internos más de 600 pacientes, de los que 112 permanecen en las salas de COVID-19, 36 de ellos en la carpa instalada en las afueras para recibir atención médica.



Agregó que unos 200 empleados de este centro médicos no están laborando por asuntos relacionadas al nuevo coronavirus, mientras otras personas que son adultos mayores que están aislados porque sufren enfermedades de base.

"Estamos diezmados, sin embargo se siguen haciendo esfuerzos para poder cumplir con la demanda de las atenciones", dijo.

Finalmente consideró que es urgente que se contrate más personal médico y de enfermería.

Muertes en el Hospital San Felipe

Edwin Cruz, director del Hospital San Felipe, reveló que en ese centro asistencial se registran 25 fallecimientos por COVID-19 durante la pandemia, que dejó los primeros dos caso el 11 de marzo pasado.

Este jueves se registró el último deceso por coronavirus en ese hospital. "Hoy tuvimos el fallecimiento de un señor de 53 años, murió secundario a un proceso neumónico y pulmonar en el área de COVID-19", dijo a medios de comunicación Cruz.

Agregó que durante la pandemia han tenido que dejar de trabajar 20 empleados, entre enfermeros y médicos, por contagiarse con la enfermedad.

En el Hospital San Felipe se atienden a 97 pacientes y ya solo cuentan con seis camas disponibles en la sala COVID.

La Prensa