Honduras: Positivos de COVID-19 entre los más afectados por polvo del Sahara

Este año habrá una acumulación importante de este fenómeno en la atmósfera, según expertos; quienes recomiedan estar atentos y seguir las medidas.

Para este jueves, según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), la concentración de polvo podría producir un cambio de color del aire, volviéndolo más oscuro, también las partículas de polvo reducirán las condiciones para formación de nubes y precipitaciones durante esa semana.

Tegucigalpa, Honduras.

Personas con enfermedades respiratorias, alergias, fumadores, sintomáticos de COVID-19, diabetes e hipertensos son los más vulnerables ante los efectos de la nube de polvo del desierto del Sahara que se encuentra en el territorio hondureño, advierten los expertos.

Este fenómeno, que generalmente ocurre entre los meses de julio y agosto, es una nube de polvo con partículas muy pequeñas, las cuales son imperceptibles a la vista.

Sin embargo, estas pueden dejarnos virus, bacterias, agentes patógenos y químicos que afectan la salud de la población. Se debe estar alerta, pues este jueves y viernes las concentraciones de polvo serán mayores, por ende sus efectos.

Además lea: Seis datos importantes sobre la nube de polvo del Sahara que cubre a Honduras

"Este fenómeno provoca irritación en la garganta, ojos y piel; también produce tos seca, fiebre y malestar general, síntomas que pueden presentarse a las 24 o 48 horas de haber entrado en contacto con él. Para quienes padecen COVID-19 estos efectos pueden ser más agresivos, pues afecta el sistema respitarorio. Ellos deben cuidarse mucho más y seguir todas las recomendaciones al pie de la letra", dijo Henoch Rivera, médico internista, a Diario LA PRENSA.

Rivera cuenta con 50 años de experiencia en el área y fue en su momento el jefe de emergencias del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Si la persona busca atención médica rápidamente, en 48 horas sentirá mejoría; pero si no lo hace, los síntomas pueden durar de 5 a 7 días. En vista de la actual crisis sanitaria por coronavirus, los ciudadanos deben tomar todas las medidas necesarias para cuidar su salud.

Sépalo
Estudios científicos han demostrado que en la cuenca del caribe, el 30% de las bacterias aisladas del polvo, presente en el aire, son patógenos conocidos capaces de transmitir infecciones a plantas, animales o personas.

Para el galeno, utilizar mascarilla y anteojos es la manera de evitar que estas partículas ingresen al aparato respiratorio.

"A diferencia de años anteriores en los que este fenómeno ha sido agresivo y no se han tomado las medidas necesarias, esta vez podemos decir que por lo menos una gran parte de la población ha adoptado el hábito de utilizar mascarilla. Esto permitirá, que haya menos hondureños afectados por este polvo, ya que en otras ocasiones han aumentado las enfermedades en las vías respiratorias a causa del mismo. También es necesario que este día y mañana evitemos exponernos lo menos posible", agregó Rivera.

En el caso de los diabéticos e hipertensos, recomienda mantener controlado los niveles de azúcar para incrementar las defensas y así estar menos susceptibles a los cambios en el ambiente.

Este año habrá acumulación importante del polvo en la atmósfera

Los vientos acelerados del este al oeste son los responsables de transportar estas pequeñas partículas de polvo hasta nuestra región, acotó Carlos Canales, meteorólogo.

"En 2016 fue la última vez que tuvimos una acumulación importante del polvo del Sarah. Este año los valores serán similares y las acumulaciones serán de 150 micro gramo por metro cúbico. Además, entre hoy y mañana observaremos la acumulación de polvo como un aspecto gris sobre las montañas, la cual estará suspendida a uno o dos kilómetros sobre la atmósfera y tendrá un espesor de entre tres a cinco kilómetros", explicó Canales.

Tome nota
Copeco indicó que para una protección efectiva se recomienda el uso de lentes protectores, lavarse las manos, no tocarse los ojos con las manos; utilizar ropa cubierta y no olvidar la mascarilla, insumo de uso obligatorio en Honduras.

Esto se podrá observar sobre todo en el centro del país y un poco menos en la costa pacífica y sur. "Desde el pasado lunes, hemos tenido en el ambiente de 40 a 50 micro gramos de estas partículas, las que dejan condiciones secas con aire cálido.

"Generalmente no dura más de una semana y es algo transitorio que luego desaparece. Sin embargo, los vientos será de 20 a 25 kilómetros por hora", concluyó Canales.


La Prensa