Nuevo Código Penal entra en vigencia en medio de protestas

Sectores políticos y sociales se oponen a la entrada de la ley, que hoy finaliza su vacatio legis.

El plazo para la entrada en vigencia se cumple hoy, a pesar que el Ejecutivo pidió en las últimas horas, la ampliación de la vacatio legis.
El plazo para la entrada en vigencia se cumple hoy, a pesar que el Ejecutivo pidió en las últimas horas, la ampliación de la vacatio legis.

Tegucigalpa, Honduras

En medio de una fuerte controversia por considerarlo ventajoso para la corrupción y el crimen organizado por parte de varios sectores y como moderno y agilizador de la justicia por parte de otros, hoy entra en vigencia el nuevo Código Penal, que lleva dos periodos consecutivos de vacatio legis.

El plazo para la entrada en vigencia se cumple hoy, a pesar que el Ejecutivo pidió en las últimas horas, la ampliación de la vacatio legis.

"Nos preocupa mucho lo que contiene el Código que estaría entrando en vigencia con relación a delitos de crimen organizado", expresó el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, y agregó que ya se lo han hecho saber a las autoridades del Poder Legislativo en varias reuniones que han tenido.

La entrada en vigencia del nuevo Código Penal también ha dividido al pleno del Congreso Nacional, lo cual quedó de manifiestó a menos de 24 horas del plazo.

Diputados de la oposición convocaron ayer una sesión virtual, considerada por algunos sectores como la de un "Parlamento paralelo", y "derogaron" el nuevo Código Penal.

La sesión virtual, al parecer de más de 100 diputados, entre titulares y suplentes, fue dirigida por Luis Redondo, del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata, quien dijo que la Constitución les ampara para haber instalado esa sesión, en la que participó al menos un diputado de los 51 del gobernante Partido Nacional.

Los opositores, igual que otros sectores sociales del país, entre ellos el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), han reiterado su rechazo o al nuevo Código Penal aduciendo que favorece a los corruptos y violenta derechos humanos.

Según los opositores, la sesión que han celebrado es válida y respaldada por el artículo 191 de la Constitución, que señala que "Un número de cinco (5) diputados podrá convocar extraordinariamente al Congreso Nacional para sesionar en cualquier lugar de la República, cuando el Ejecutivo, otra autoridad, fuerza mayor o caso fortuito, impidan su instalación o la celebración de sus sesiones".

En cambio, el Partido Nacional de Honduras aseguró ayer miércoles estar de acuerdo con que el nuevo Código Penal se prorrogue el tiempo que sea necesario, ya que no se ha socializado lo suficiente.

"Debido a la crisis del COVID19 en el país consideramos que el nuevo nuevo Código Penal, no ha sido lo suficientemente socializado y discutido con todos los sectores de la sociedad hondureña, no se ha profundizado en importantes aspectos que ameritan de un análisis objetivo", informó el Partido Nacional en un comunicado.

Según el comunicado del Partido Nacional, esto permitirá que se socialice con todos los sectores, se despejen las dudas existentes y se hagan las modificaciones pertinentes

Un proceso controvertido

El código se terminó de aprobar en enero de 2018, tras su discusión a la Cámara Legislativa en agosto de 2015, e incluyó 50 nuevas figuras delictivas, pero también, según los críticos, redujo las penas en varios delitos.

La normativa se publicó en el diario oficial La Gaceta en mayo de 2019, con una vacatio legis de seis meses, para que entrara en vigencia el 10 de noviembre.

Lea: CNA denuncia corrupción en aprobación del Código

Sin embargo, las presiones de organizacionesde sociedad civil y la ciudadanía lograron que se extendiera la vigencia hasta el 10 de mayo de 2020 y la última dejándola para el 25 de junio. En este último período de vacatio legis no ha se impulsaron reformas y el texto se mantiene tal cual.

El Congreso hondureño aprovechó los últimos 45 días para hacer foros virtuales y defender el instrumento penal previó a su inevitable entrada en vigor, el jueves de esta semana.

La Corte Suprema de Justicia también ha pedido que no entre en vigencia la controvertida legislación.

A favor y en contra

El Consejo Nacional Anticorrupción, CNA, ha rechazado la entrada en vigor del nuevo Código Penal y exige la abrogación porque consideran beneficiará a los corruptos, violadores, asesinos y narcotraficantes.

El jefe de la Unidad de Investigación del CNA, Odir Fernández, señaló que “desafortunadamente tenemos un Congreso Nacional que no ha hecho nada, y esto ha sido una práctica constante a pesar de hacerse llamar abierto, plural y democrático, es una lástima encontrarnos en este Estado, donde la libertad de expresión está limitada y donde las instituciones públicas no escuchan a la ciudadanía”, tachó.

Detalló que “el Código Penal fue aprobado sin cumplir con el quórum de diputados, hay un total de 106 artículos que fueron aprobados sin que todos los diputados estuvieran en el hemiciclo, hay delitos del Medio Ambiente (aprobados) solo con 28 diputados y eso es grave, se criminaliza la protesta social, la regulación de los delitos en contra de la mujer con penas realmente bajas”, concluyó.

El director ejecutivo de la Asociación por una Sociedad más Justa, ASJ, Carlos Hernández, atribuyó que al definir los lineamientos que regirán el sistema de justicia no debe ser promovido por diputados que tengan cuestionamientos o procesos judiciales.

“El problema es que puede ser el código más perfecto, pero con los cuestionamientos o la falta de legitimidad social que tiene el Congreso Nacional, eso complica aún más las cosas”.

La Iglesia Católica de Honduras, por medio del cardenal Óscar Andrés Rodríguez pidieron del domingo a los “Padres de la Patria” que escuchen las observaciones de la sociedad civil. “No se puede ignorar ni tampoco pensar que una ley puede proteger a aquellos que tienen cuentas pendientes. Con que angustia escuchan algunos las declaraciones en tribunales de otros países de aquellos que han sido extraditados, el que tienen algo que ocultar porque es un delito y un crimen piense en estas palabras”, dijo.

La Prensa