ASJ: Invest-H compró hospitales sobrevalorados en $2 millones cada uno

La ASJ señaló que la compra de los hospitales móviles causó un perjuicio por cerca de 260 millones de lempiras.

Imágenes de los hospitales fabricados por la SDI Global LLC de Turquía.  Se espera que los comprados sean de la misma calidad.
Imágenes de los hospitales fabricados por la SDI Global LLC de Turquía. Se espera que los comprados sean de la misma calidad.

Tegucigalpa.

Los hospitales móviles se compraron a un sobreprecio de 12.3 millones de dólares, pero además hubo una falta de planificación de las compras de equipos e insumos médicos, millonarios pagos anticipados a proveedores sin garantías e inexistencia de penalidades por entregas tardías, según revela una auditoría de los procesos de compras realizados por Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) durante la pandemia del covid-19.

El informe, elaborado por la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) capítulo de Transparencia Internacional (TI) abarca las millonarias compras de insumos de bioseguridad, hospitales móviles y respiradores mecánicos, adquiridos por Invest-H desde marzo a la fecha para enfrentar la pandemia del coronavirus.

En una de sus conclusiones, ASJ señala que Invest-H incumplió su función de manejar de manera transparente y efectiva la responsabilidad de utilizar más de 80.4 millones de dólares, alrededor de 2,000 millones de lempiras, en responder a la pandemia del covid-19, lo que ha puesto en riesgo la vida de millones de hondureños.

YA MarcoBogran (1).2(800x600)
"Hasta el momento no he pensado en renunciar, vamos a estudiar el informe": Marco Bográn,
director de Invest-H

El informe cobra especial connotación luego que esta semana la empresa Turca SDI Global LLC denunció la falsificación de documentos y un presunto lavado de dinero por parte de Axel López, presidente y representante de Elmed Medical System y Dba Mobil Hospitals, a la cual Invest-H compró los polémicos hospitales móviles. SDI Global evidenció que Axel López falsificó las propuestas con sus logotipos y registros de propiedad y con esa información cerró la negociación con el Gobierno hondureño e incluso cobró a Invest-H los hospitales con facturas adulteradas.

La auditoría de ASJ abarcó la compra de 290 ventiladores mecánicos pulmonares, más de 2.3 millones de productos de bioseguridad y siete hospitales móviles por un valor de más de 47 millones de dólares, adquiridos a la dudosa sociedad Elmed Medical System.

Axel López
La empresa Elmed Medical Systems funciona en un cubículo donde operan unas 100 empresas de maletín, según ASJ.

Entre las deficiencias identificadas en los procesos de adquisición figura la falta de planificación de las compras, millonarios pagos anticipados sin garantías e inexistencia de penalidades por entregas tardías.

“Tres meses después, el pueblo hondureño todavía no ha recibido el beneficio de ninguna de cuatro de las cinco compras debido a la tardanza de los proveedores, la falta de equipo complementario necesario y la falta de personas capacitadas en el uso de las pruebas y ventiladores. En ese sentido, dedicar uno o dos días para validar con expertos de cada área estos procesos de compra, se hubiera traducido en la oportunidad de salvar muchas más vidas”, apuntó Hernández.

Falta de planificación

El informe evidenció que no hubo una adecuada planificación de las compras y que al hacer las adquisiciones sin consultas ni análisis previos, el Gobierno a través de Invest-H adquirió al menos 869 ventiladores mecánicos pulmonares y con la donación esperada de otros 600 más de Estados Unidos, existe el riesgo de que 1,469 ventiladores queden embodegados por falta de planificación y coordinación.

En el caso de los 250,000 kits de pruebas para la detección de COVID-19, Invest-H no se consultó con expertos para asegurar que el sistema de salud hondureño contara con los complementos necesarios para su uso.

En consecuencia, no fueron adquiridos los kits de extracción ni los materiales de laboratorio, mientras el personal de la Secretaría de Salud desconocía cómo usarlos, por lo que los kits de pruebas permanecieron almacenados algún tiempo, sin poder ser utilizados para la atención de los ciudadanos.

zc-hospitalInvest-240620 (9).1(800x600)

En relación con los insumos de bioseguridad, Invest-H emitió tres de las cinco órdenes de compra el mismo día en el que recibió la solicitud y cotizaciones por parte de Salud y las otras dos, un día después, bajo la promesa de entrega inmediata o un máximo de 10 días por parte de las empresas proveedoras.

Sin embargo, tres de las cinco empresas incumplieron las fechas de entrega y sus contratos fueron cancelados; una se retiró por las denuncias públicas y la quinta, fraccionó las entregas en ocho, con un retraso de entre tres y 52 días, dejando sin protección al personal de la salud que enfrenta la pandemia en los centros asistenciales.

El representante de ASJ indicó que las investigaciones pudieron determinar que los socios y representantes de varias de estas empresas tienen nexos con diputados, empresas y fundaciones vinculadas al caso Pandora y al latrocinio del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

zc-Compras Invest-H 2020-250(1416x870)

Hospitales

Hernández indicó que la compra más preocupante es la de siete hospitales móviles en vista de que las investigaciones y comparaciones de precios arrojaron que Invest-H pagó más de 2 millones de dólares de sobreprecio por cada uno de los módulos médicos asistenciales, cerca de 50 millones de lempiras por cada uno.

Se cotizaron los mismos hospitales móviles directamente con la empresa manufacturera (TNR Prefabrik) a la que Invest-H le compró a un precio de $2 millones menos cada uno y hospitales muy parecidos con otra empresa (Turmaks) por $3 millones menos.

Además, en el contrato no hay penalidades por entrega tardía, pero los primeros hospitales debieron ser recibidos hace más de 35 días. Tampoco se encontraron garantías de calidad y la adjudicación se realizó a una empresa sin documentos mínimos de identificación legal en el expediente digital.

asj21(800x600)
5 Hallazgos: La investigación reveló una serie de irregularidades
1- No existen pruebas que Invest-H haya consultado con expertos médicos e ingenieros para determinar si era mejor 9 hospitales móviles que llegarían al país en 3 meses o la posibilidad de construir unidades nuevas en los hospitales existentes.
2- Hay indicios de sobrevaloraciones fuertes con las adquisiciones. Otras empresas ofrecieron cotizaciones por un valor de $4 millones menos por cada hospital similar a los adquiridos por Invest-H a la sociedad Elmed Medical y Mobil Hospital.
3- Incumplimiento del proveedor en las fechas de entrega, ya que se comprometió a entregar en 45 a 55 días a partir de la emisión de las órdenes de compra, pero existe un retraso de al menos 35 días en la entrega de los primeros hospitales.
4- Adjudicación a una empresa sin documentación de existencia legal. No hay evidencia en el expediente
digital de los documentos de identificación legal mínima presentados por la empresa adjudicada con las adquisiciones.
5- órdenes de compras emitidas sin detalle de garantías de cumplimiento o calidad. y no hay un plan de manejo de los hospitales. Se carece de presupuesto para la contratación de personal médico, equipo, mantenimiento y limpieza.

Se precisa que la dirección física de la empresa Elmed Medical Systems - hospitalesmoviles.com, establecida en las órdenes de compra, hay literalmente centenares de negocios registrados en la misma dirección.

Asimismo, no se pudo verificar información concreta sobre clientes anteriores o actuales, tampoco se identifica con claridad quiénes son los representantes legales o dueños de la empresa, únicamente figuran como socios Axel López y Evana López.

La auditoría también permitió comprobar que existen centenares de negocios registrados en la dirección física de la empresa Elmed Medical Systems (hospitalesmoviles.com) y, a pesar de la búsqueda de varios días a través de internet, no fue posible encontrar información concreta sobre ninguna venta de hospitales móviles de esta empresa en el pasado.

Por todo lo anterior, ASJ concluye que existe el riesgo de que el Gobierno de Honduras haya gastado casi $50 millones en hospitales móviles que llegarán al país cuando ya no sean necesarios, con precios sobrevalorados y de calidad deficiente, por consiguiente lo adecuado fue invertir esos millonarios fondos en construir y equipar alas permanentes y nuevas en hospitales existentes, las cuales hubieran servido por muchos más años.

La Prensa