Trump pide optimismo a “dreamers” porque “van a pasar cosas buenas"

El Tribunal Supremo de EUA dio un fallo favorable para mantener en pie el Daca; no obstante, volverá a darse una batalla legal, ya que Trump insiste en aniquilar el programa.

Trump puso freno a los trabajadores extranjeros bajo su idea de “EEUU primero”. EFE<br/>
Trump puso freno a los trabajadores extranjeros bajo su idea de “EEUU primero”. EFE

WASHINGTON.

El presidente Donald Trump pidió ayer a los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” ser optimistas porque van a pasar “cosas buenas” para ellos, a pesar de sus amenazas de acabar de nuevo con el programa Daca, que protege a muchos de ellos de la deportación.

“Mi mensaje para los “soñadores” es que tengan ánimo, que van a pasar cosas buenas, ya lo verán”, manifestó Trump durante una visita al “muro” erigido en parte de la frontera sur en la localidad de San Luis (Arizona).

“Están pasando cosas buenas con Daca. Volveremos a intentarlo (derogar el programa), pero lo arreglaremos. Los demócratas llevan años jugando con Daca y no han hecho nada. Yo lo conseguiré. Pasarán cosas buenas para los beneficiarios de Daca bastante pronto”, prometió Trump, sin dar más detalles.

Ataques
Trump tras enterarse de que la corte dio un fallo favorable para los miles de “soñadores” declaró que “no se perdió ni ganó nada”, y solo fue un “punt”; es decir, una jugada utilizada en fútbol americano para mandar la pelota a campo contrario y alejar el peligro.

El pasado jueves, el Tribunal Supremo de EE UU propinó un enorme revés a Trump al mantener en pie el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Daca), creado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que ahora protege de la deportación a casi 650,000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.

El Supremo, de mayoría conservadora, concluyó que Trump no siguió los “procedimientos” legales adecuados cuando declaró el fin de Daca en 2017; pero dejó claro que la Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere.

Al día siguiente, Trump aseguró que pronto enviaría “documentos mejorados” para acabar con Daca de una forma que satisfaga los criterios legales del Supremo, y el Departamento de Seguridad Nacional confirmó que estaba trabajando en el tema.

LEA: Así deben extender su estadía los hondureños varados en EEUU con visa de turista

No obstante, cualquier nuevo intento de acabar con el programa suscitaría una batalla legal que difícilmente terminaría antes de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que Trump se juega un segundo mandato. El programa Daca, que concede a los “soñadores”permisos renovables de dos años para estudiar o trabajar en EE UU, sin miedo a ser deportados, fue un parche ideado por Obama para solucionar temporalmente la situación de esos jóvenes, ante la inacción del Congreso a la hora de concederles una vía a la ciudadanía.

Cuando anunció el fin de Daca en 2017, Trump argumentó que lo hacía porque Obama había abusado de su poder al promulgarlo y para presionar al Congreso para aprobar una solución permanente; pero condicionó cualquier legislación sobre el tema a obtener fondos para el muro con México y otras medidas inaceptables para los demócratas.

La Prensa