Policia Nacional abre investigación por caso de brutalidad en protestas de transportistas

Video aficionado captó tres minutos de brutalidad policial contra conductores de autobuses.

Los cinco conductores de la Ruta 7 tras la golpiza fueron trasladados por los agentes policiales a la primera estación de la Policía Nacional en el barrio El Centro. /

San Pedro Sula, Honduras.

Cinco conductores de la Ruta 7 fueron víctimas ayer de una brutal golpiza policial en el sector de El Polvorín cuando participaban en las protestas porque no les permiten trabajar por la pandemia del covid-19.

La agresión de los agentes policiales fue filmada por un ciudadano que pasaba en esos momentos en su carro por la 33 calle sureste a pocos metros del bulevar del este.

Al inicio de la filmación se observa que un grupo de policías va persiguiendo a un conductor que va en dirección a un autobús de la mencionada ruta que estaba estacionado y frente al cual se encontraba otro chofer.

El motorista que seguían fue alcanzado antes de subirse a la unidad y tras tirarlo al suelo los policías lo empezaron a golpear con los garrotes que portaban.

Sin importarles que el joven no ponía resistencia, los agentes continuaron propinándole golpes con los garrotes y también lo agarraron a puntapiés en muchas ocasiones.

LEA: Transportistas hondureños se van de nuevo a las calles pidiendo apoyo

Incluso se mira en el video que uno de los policías se impulsa y con furia le deja ir con todo el peso de su cuerpo una patada en la cabeza y lo siguió machucando. Mientras eso sucedía se observa en el video que compañeros de los uniformados tiran al suelo al otro conductor que se encontraba frente a la unidad y lo empiezan a patear y a golpear pese a que fue sometido sin oponerse.

Luego se observa en la filmación que otro grupo de policías requiere a otros tres conductores que bajan de un vehículo doble cabina color verde. Uno de los requeridos ya se ve acostado sobre el pavimento de la 33 calle y otro está de pie a la par del automóvil.

El joven que estaba de pie después se tira al pavimento obedeciendo la orden de los agentes.

Al estar obre el pavimentado boca abajo, al igual que su compañero, uno de los policías lo empieza a patear con gran fuerza en el costado derecho. Después el agente se va con otro compañero a bajar el conductor del carro y lo tiran a golpes al suelo y regresa donde el joven que había agredido y de nuevo lo empieza a agarrar a puntapiés. Luego de estar unos tres minutos golpeando a los conductores agarran en peso a dos ellos y los tiraron con violencia en la paila de una patrulla.

Expediente

En un comunicado emitido ayer por la Policía Nacional se establece que por instrucciones del director José David Aguilar Morán, se abrió una investigación sobre el video que circuló en las redes sociales adonde se denuncia abusos de parte de miembros de la institución.

En el comunicado se informa que los organismos encargados de los procesos disciplinarios y de investigar las faltas graves y muy graves en que incurran los miembros de la Secretaría de Seguridad ya están indagando el caso para deducir las responsabilidades.

Esas dependencias verifican también el comportamiento de los ciudadanos implicados en las diferentes manifestaciones, las cuales generalmente se tornan violentas a la hora de ejecutar un desalojo. “La Policía Nacional no permite ni tolera actos por parte de sus funcionarios que estén al margen de la ley, sino por el contrario orienta mediante el Manual del Uso de la Fuerza Para Instituciones Policiales”, reza el documento.

La Prensa