EEH busca cobrarle L6,000 millones al Gobierno de Honduras

La empresa de capital colombiano-hondureño reclama una “deuda” en un centro de arbitraje y ahora perfila la demanda.

Según la junta interventora, EEH solo ha invertido el 44% de una meta de $200 millones.
Según la junta interventora, EEH solo ha invertido el 44% de una meta de $200 millones. /

San Pedro Sula, Honduras.

Unos 6,000 millones de lempiras (241 millones de dólares) tendrá que pagar el Estado a la Empresa Energía Honduras (EEH) si un reclamo contractual presentado a principios de año logra convertirlo en una demanda contra la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

En febrero de este año, Miriam Guzmán, expresidenta de la junta interventora de la Enee, denunció y crítico de “cinismo” a la EEH por haber presentado ante el Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) una solicitud de “diligencia preparatoria de reconocimiento de firma del funcionario del fideicomiso” que, según advirtió en ese momento, se convertiría en una demanda.

LEA: Facturación de energía cae L340 millones, asegura EEH

En ese entonces, Ricardo Roa, gerente de EEH, se defendió y aseguró que esa empresa no había entablado ninguna demanda, pero sí una “diligencia preparatoria de reconocimiento de firma” para validar un procedimiento de certificación de deuda derivada del incumplimiento de los firmantes del contrato de concesión: la Enee y la Comisión para la Promoción de la Alianza Público Privada (Coalianza).

Cuatro meses después, EEH mantiene en curso acciones jurídicas orientadas a entablar una demanda, mientras la junta interventora defiende a la compañía con el argumento de que no le debe tan solo un centavo y lejos de eso la empresa concesionaria de capital colombiano y hondureño no ha cumplido el contrato.

jt-apertura2-180620(800x600)
La Enee le paga cada mes a la EEH $10.5 millones por los servicios de distribución de energía. En 2020, esa empresa exige un pago superior a los $16 millones. Foto: Archivo.

“La EEH ha interpuesto diferentes recursos, acciones prejudiciales, preparando una demanda contra el Estado. Nosotros como comisión interventora, desde que iniciamos, dijimos públicamente que uno de nuestros objetivos es que EEH debe cumplir fielmente el contrato firmado en 2016”, dijo Gabriel Perdomo, nuevo presidente de la junta interventora, en una entrevista con Diario LA PRENSA.

Esa junta le exige a EEH reducir las pérdidas de energía no técnicas durante siete años (período de vigencia del contrato)y le reclama el cumplimiento de inversiones pactadas para modernizar el sistema de distribución.

“Pero qué hemos encontrado en estos primeros cuatro años de contrato, que EEH no ha podido reducir las pérdidas, más bien las ha aumentado. En las metas de inversión, solo ha podido alcanzar el 44% de $200 millones que tenía que invertir. Vemos que a una empresa privada le pagamos $10.5 millones al mes y no resuelve los problemas, sino que los empeora”, arguyó.

Entretanto, en el Centro de Conciliación y Arbitraje, EEH le reclama el pago de un honorario fijo establecido en el Anexo 12 del contrato de la alianza pública privada. Según esa empresa, en el primer año de concesión la Enee tuvo que pagarle por servicio $173 millones ($14.4 millones al mes), en el año dos, $186 millones ($15.5 millones al mes), en el año tres, $196.2 millones ($16.3 millones al mes).

A junio de 2020, el reclamo ha ascendido a una suma que fluctúa entre los L5,500 y L6,000 millones, a razón de un promedio mensual de $5.5 millones (más de L137 millones) aproximadamente.

Perdomo relató que la EEH alega que “el contrato tiene una valor referencial por pagos fijos de $15 millones y la Enee le está pagando $10.5 millones. Esa diferencia la está reclamando”.

Frente a la amenaza de demanda, la junta interventora ha definido “una estrategia muy agresiva, integral, con el apoyo del Gobierno” que tiene como objetivo “defender a cabalidad los intereses del Estado en una pelea legal bastante fuerte”, según Perdomo.

Claves de la disputa
1. Pago por servicios
Durante siete años, la Enee debe pagarle mensualmente una cantidad por servicios prestados a la EEH.
Esta cantidad, que se llama Valor Agregado de Distribución (VAD), deben fijarla por medio de un estudio técnico, pero no lo han hecho.
2. La cantidad de la discordia
Como no existe un VAD, como indica el contrato de concesión, la Enee le paga $10.5 millones mensuales. Mientras EEH exige el pago referencial que anualmente incrementa. Por ejemplo, el año pasado tenía que pagar, según esa empresa, $16.3 millones al mes.
3. La EEH incumple
Desde el punto de vista de la junta interventora de la Enee, la EEH ha inclumplido muchas cláusulas del contrato. Las más relevantes consisten en reducir las pérdidas técnicas en la distribución de energía y en nuevas inversiones en el mejoramiento de la red.

Para conocer el estado de las acciones legales, LA PRENSA le consultó a María Elena Piedrahita, ejecutiva de EEH, pero ella dijo que “no hay ninguna demanda de 300 millones, ni en tribunal arbitral, ni en tribunal ordinario”.

Hasta ahora, dentro de una instancia administrativa o legal, el único reclamo es ventilado en el centro de arbitraje; sin embargo, el cuerpo de abogados de la EEH se está preparando para abrir un nuevo frente dentro del sistema judicial con la idea de entablar una demanda.

“Están haciendo diligencias preparatorias en función de un reclamo de una supuesta deuda (…). Actualmente lo que conocemos es que, como han estado cerrados los juzgados por la cuarentena, no han avanzado. También están solicitando un arbitraje por este problema, pero lo más crítico son las diligencias que están haciendo”, dijo Yanuario Hernández, comisionado interventor de la Enee.

Los abogados y la junta interventora pesquisaron que el pasado 13 de marzo, EEH estaba preparando las diligencias, mas sus apoderados no han presentado un documento hasta la fecha en una instancia judicial.

“Ellos lo han dicho públicamente que se están preparando para hacer un reclamo administrativo (…) y lo que están buscando es tener un título ejecutivo para embargar al Estado de Honduras por el valor que arroje ese título ejecutivo”, dijo Hernández.

En estos tres años y medio, la Enee le ha pagado $10.5 millones mensuales por el servicio porque hasta la fecha no ha establecido, por medio de un estudio técnico, el Valor Agregado de Distribución (VAD).

“En el contrato se menciona el VAD, pero en el sector eléctrico, una empresa distribuidora lo que utiliza es el Coma, que es el Costo de Operación, Mantenimiento y Administración de la red. En el contrato no es el VAD el que hará la referencia para establecer el honorario fijo, dentro del VAD está el Coma. En el contrato, que es ley entre partes, dice el VAD, pero el que necesitamos es el Coma para saber cuánto vale el servicio que nos presta la EEH”, dijo.

En medio de estos desacuerdos entre dos partes que han incumplido cláusulas, el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) sugiere una salida ecuánime que no implique un golpe económico para el Estado. En una entrevista con Diario LA PRENSA, Miguel Aguilar, presidente de esa organización, explicó que “el Stenee plantea que, por el bien del país, EEH, Enee y el Gobierno deben llegar a un acuerdo amistoso”.

“Por todas las condiciones adversas que pasan alrededor del proyecto es imposible cumplir los indicadores (del contrato) y por eso ya no es viable. Se debe reperfilar el proyecto cambiando indicadores y metodologías que permitan orientar todos los recursos en reducción de pérdidas, que se le permita a Enee vender su propia energía. No calificarla como pérdidas y que haya una renegociación con los contratos PPA que están más caros, pagando la deuda que se tiene con cada generador y buscar un nuevo modelo de compra y venta de energía bajo la nueva ley”, dijo Aguilar.



La Prensa