Comidas rápidas inician prueba piloto bajo medidas de bioseguridad

Poco a poco más comercios reanudan operaciones bajo estrictas normas y protocolos de bioseguridad que están siendo aprobados por el Gobierno considerando la importancia del sector.

 Plazas comerciales, tiendas de venta de telas, ferreterías y otros comercios han vuelto a abrir sus puertas en la ciudad desde este lunes.
Plazas comerciales, tiendas de venta de telas, ferreterías y otros comercios han vuelto a abrir sus puertas en la ciudad desde este lunes.

San Pedro Sula, Honduras.

San Pedro Sula empieza a recobrar lentamente su dinamismo económico luego de dos meses de confinamiento que obligaron al cierre de los comercios en general.

Poco a poco más comercios reanudan operaciones bajo estrictas normas y protocolos de bioseguridad que están siendo aprobados por el Gobierno considerando la importancia del sector.

Restaurantes de comida rápida arrancaron ayer con la prueba piloto que durará hasta el domingo y serán las autoridades que decidirán si continúan con su servicio la próxima semana.

LEA: Hay 77 pacientes internos en salas de COVID-19 solo en el Leonardo Martínez

“Estamos permitiendo el acceso de los clientes en el interior y también está el autoservicio. Son tres días lo que vamos a trabajar para ver si es factible la reapertura de más sucursales”, explicó el gerente de uno de los negocios a periodistas de LA PRENSA durante un recorrido por la zona de restaurantes.

Reactivación.

Para Germán Pérez, secretario de la junta directiva regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), la reapertura de negocios debe ser de manera gradual y en aquellas actividades en las que haya menos posibilidad de contagios, como se ha hecho en otros países.

“Se están creando mesas regionales para ir analizando la liberación del comercio y la economía. Estas mesas son las que van a ir sugiriendo cuáles son los sectores que pueden reactivarse en las siguientes semanas”, explicó Pérez.

Dijo que la actividad económica debe ser responsable y con conciencia, pues de otro modo la cantidad de infectados será insostenible para el sistema de salud del país.

Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación Nacional de Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih), dijo que “estamos convencidos de que será difícil que la gente se mantenga en la casa por el hambre, especialmente la mediana y pequeña empresa porque no tenemos recursos para sostenernos como las grandes industrias”.

La Secretaría de Seguridad informará este fin de semana las nuevas disposiciones de circulación para San Pedro Sula y el departamento de Cortés.

La Prensa