San Pedro Sula: joven no vidente ha vendido sus electrodomésticos para sobrevivir

Alex Cruz se ha dedicado por varios años a vender pulseras en San Pedro Sula. La necesidad lo ha obligado a vender la estufa, el ropero y el televisor lo tiene empeñado.

El emprendedor se encuentra vendiendo pulseras cerca de colonia La Tara. Foto: Orlin Martínez
El emprendedor se encuentra vendiendo pulseras cerca de colonia La Tara. Foto: Orlin Martínez

San Pedro Sula, Cortés.

Hay historias de todo tipo: unas que motivan, unas que inspiran, otras que nos hacen recordar el verdadero valor de la vida y lo afortunados que somos muchos en tener en funcionamiento correcto cada parte de nuestro cuerpo, aunque hay unos pocos que lamentablemente eso no lo pueden presumir.

Para comunicarse con Alex Cruz
Para apoyarlo en medio de esta difícil situación puede contactarlo al celular 9968-6671

Alex Cruz (22), un emprendedor que radica en Cofradía, se alista todas la mañanas para viajar a San Pedro Sula, donde vende pulseras que son elaboradas por sus manos. Sin importar lo que suceda a su alrededor o las limitaciones físicas que posee, trabaja honradamente, cargando ilusiones y esperanza por doquier para sostenerse económicamente.

Lo marcó, pero siguió de pie

Este joven perdió la vista cuando apenas era un niño, sufrió una caída que desde entonces provocó que ya no tuviera la oportunidad de apreciar todo lo que muestra la vida visualmente, pero aún así no se ha detenido y se esmera en su trabajo para salir adelante.

Lea también: Honduras, el segundo país en Centroamérica con más casos y muertes

Los precios de las pulseras son a 20, 30 y 50 lempiras, y por mucho tiempo ha llegado al Bazar del Sábado a vender, pero debido a la situación que atraviesa el país por la pandemia del coronavirus, se vio obligado a confinarse por más de dos meses en su casa.

"Durante los dos meses que estuve en la casa elaboré jabón de líquido para mano y salía a las colonias cercanas en Cofradía para vender y sostenerme, hacer para algo para la comida y no dejar de trabajar", relató Alex.

pulseras.11(1024x768)
Estas son las pulseras que vende con mucho esfuerzo para salir adelante. Foto: Orlin Martínez

Este valiente joven viaja todos los días hasta San Pedro Sula, un amigo lo traslada y le cobra 300 lempiras, aunque aduce que ya no le es rentable porque apenas logra llegar a la cifra que tiene que pagar mes a mes.

Alex Cruz, de piel clara, cabello negro y corto, usualmente se sienta en un banco y a un costado coloca una mesa donde exhibe las pulseras para vender. Durante estos días lo pueden encontrar en la gasolinera UNO, cerca de colonia La Tara, bulevar del norte.

La Prensa