Cinco medidas de la Secretaría de Educación de Honduras para salvar el año escolar en el sector bilingüe

Con las medidas aprobadas no se permitirá repitencia en el nivel básico y medio.

(Foto de archivo) Ambiente escolar en centro de educación bilingüe en San Pedro Sula.
(Foto de archivo) Ambiente escolar en centro de educación bilingüe en San Pedro Sula. /

San Pedro Sula, Honduras.

El 17 de mayo de 2020 se publicó en el diario oficial La Gaceta el acuerdo ministerial 0154-SE-2020 de la Secretaría de Educación de Honduras, con el que se busca rescatar el año escolar en el país, específicamente en el sector privado con sistema de septiembre a junio (sector bilingüe), a casi 60 días de haber sido suspendido por la pandemia de COVID-19.

El acuerdo contiene los "Lineamientos de Emergencia para la Evaluación de los Aprendizajes para la Finalización del Año Escolar 2019- 2020, en los Centros Educativos No Gubernamentales con Calendario Escolar de Septiembre a Junio".

LEA: Instan a Educación adoptar medidas "inteligentes" para salvar año escolar

En los mismos se desglosan los lineamientos a seguir para que los niveles de prebásica, básica y media logren finalizar sin contratiempo su año académico. Cabe destacar que este sector educativo avanzó en gran porcentaje su año escolar y no implica mayor riesgo su cierre de año.

A criterio de expertos en educación, dichas medidas son positivas porque dan una "instrumentalización de las tareas para lograr el trabajo formativo y se adelanta el cierre del año lectivo para las privadas bilingües", según Dennis Cáceres, exdirector de Calidad Educativa y Estudios Internacionales de Honduras.

"Están bien enfocados en validar el trabajo que los centros educativos no gubernamentales han hecho. Quizá debieron hacerse antes porque ahora es más difícil coincidir con las aspiraciones de la Secretaría de Educación. Estos deben darse antes de la ejecución. Cuando se dan posteriormente, deben acoplarse a los que los centros ya establecieron y deja esa sensación de ser poco eficiente y sin apuntar a la mejora. Si no que a toda costa se acopla a lo que ya está hecho", dijo el exministro de Educación, Marlon Escoto.

DESCARGUE EL PDF: Acuerdo de la Secretaría de Educación para salvar año escolar en centro bilingües de Honduras

A continuación cinco claves o soluciones que resumen las medidas publicadas en dicha reglamentación de emergencia y que puede ser un modelo a seguir para el sector público que aún no define su estrategia.

1

PREBÁSICA: pROMOCIÓN INMEDIATA

Según la primera parte del documento publicado, los padres de los menores de pre-kinder y kinder de ese sector recibirán "un informe final sobre el crecimiento y desarrollo integral de las capacidades físicas y motoras, socio-afectivas, lingüísticas y cognitivas que el educando logró desarrollar durante el Año Lectivo".

Dicho informe servirá como documento de promoción al grado o nivel superior al que cursa.

2

Básica y secundaria: Evaluación formativa



En los incisos 1, 2 y 3 de los lineamientos del nivel básico y de media se establece que "los centros educativos que lograron culminar la evaluación de los aprendizajes correspondiente al tercer parcial, deberán registrar las calificaciones logradas por cada educando".

Sin embargo, aquellos que no lo lograron no deberán realizar las evaluaciones de la dimensión de examen escritos o prácticos. La calificación final al primer parcial del segundo semestre se obtendrá haciendo la sumatoria de los porcentajes logrados por cada educando y ponderando el valor resultante al 100%.

3

FLEXIBILIDAD PARA CALIFICAR

Si las clases se reanudan antes que finalice la temporada escolar, los estudiantes no se verán forzados a someterse a exámenes inmediatamente.

Según el inciso 3 y 4, la evaluación de los aprendizajes se realizará hasta que se complete un proceso de diagnóstico del avance de los aprendizajes logrado por cada educando durante el tiempo de estudio en la casa.

En caso que no se logre el regreso a clases, la evaluación de los aprendizajes del cuarto parcial deberá limitarse a la dimensión de actividades extra aula (tareas en casa), priorizando tareas significativas por Área Curricular o Campo del Conocimiento que permitan evidenciar el logro de los aprendizajes del educando. No se realizarán exámenes escritos o prácticos.

4

NINGÚN REPROBADO

Si algún estudiante no logra obtener la calificación del 70% en alguna de sus asignaturas "tiene el derecho a que el docente realice actividades de reforzamiento y le asigne tareas que evidencien el logro de al menos el promedio mínimo de aprobación. No se contempla la aplicación de exámenes escritos o prácticos de recuperación".

El educando del Tercer Ciclo (séptimo a noveno grado) podrá ser promovido al grado inmediato superior aún cuando en una asignatura no alcance el promedio mínimo del 70% después de realizar las actividades de reforzamiento. El educando podrá someterse a un examen de recuperación de la asignatura al inicio del siguiente año escolar o llevarla retrasada.

Mismo caso se aplicará en estudiantes de décimo grado y undécimo grado de Bachillerato Técnico Profesional.

5

Práctica y TES finalizados; himno podría ser virtual

Las últimas indicaciones en el nivel secundario, específicamente la 10, 11 y 12 del acuerdo establecen que "El Trabajo Educativo Social se dará por concluido con el porcentaje de horas que cada educando haya ejecutado hasta el momento en que se inició con la suspensión de labores", misma situación ocurrirá con la práctica profesional supervisada.

En el caso de la evaluación del Himno Nacional, se deberá programar buscando formas alternativas si fuera necesario de manera no presencial. Para los educandos del Programa Todos Podemos Avanzar (TPA), se aplicarán las mismas disposiciones para la evaluación de los aprendizajes.

La Prensa