ASJ detalla que, según Invest-H, Roberto Cosenza autorizó incrementar compra de ventiladores

Carlos Hernández, director de ASJ, dijo que hay falta de planificación estratégica en la compra de los ventiladores y las pruebas PCR para atender crisis por COVID-19 en Honduras.

Carlos Hernández, director de ASJ, dijo durante la presentación del informe que 'no existe un plan para el manejo de ventiladores mecánicos'.
Carlos Hernández, director de ASJ, dijo durante la presentación del informe que 'no existe un plan para el manejo de ventiladores mecánicos'. /

Tegucigalpa, Honduras.

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) presentó esta semana el primer informe de los resultados de una auditoría social realizada por la compra de 450 ventiladores mecánicos pulmonares y 250 mil kits de pruebas para la detección de COVID-19.

Según los hallazgos de esta auditoría, no encuentran evidencia de quién ni cómo se definieron los precios competitivos del mercado para saber si lo que ofrecieron al país era aceptable.

"Además según Invest-H, el subsecretario de Salud, Roberto Cosenza, determinó incrementar la cantidad de ventiladores que debían ser adquiridos de 100 a 450, pero no hay documentación que certifique tal situación", detalla el informe.

Además lea: Presentan proyecto para reducir cobro del alquiler de locales comerciales y viviendas en un 40%

Carlos Hernández, director de ASJ, dijo este día en HRN que Honduras adquirió los ventiladores mecánicos con la calidad adecuada y los precios competitivos. "Sin embargo lo que cuestionamos es no encontrar la evidencia técnica que justifique esa compra, ya que en total el país puede llegar a tener 1600 ventiladores mecánicos. El precio de cada uno es de 30 mil dólares y para operarlos se requiere infraestructura y es justamente lo que no identificamos y no quisiéramos tener una compra que no pueda brindar el servicio adecuado", expresó.

Agregó, que "hay un desorden y una falta de planificación estratégica que no es de ahora y que es un problema estrutural. Nosotros hemos venido denunciándolo, así como haciendo propuestas y acompañamientos para que esa situación mejore, lamentablemente hoy nos pasa una factura grande".

Por otro lado, durante la presentación del informe de ASJ, Hernández explicó que antes de la pandemia en Honduras existían entre 100 y 150 ventiladores. "El monto total de la compra asciende a 13,834,525 millones de dólares (274 millones de Lempiras)", indicó.

El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, dijo a medios de comunicación que “no hay ninguna solicitud hecha por mi persona en la compra de ventiladores. Esta organización civil debe de presentar las pruebas donde está mi firma”.

Otros hallazgos del informe de ASJ

Hernández detalló que también se compraron 250 mil pruebas PCR para el diagnóstico de COVID-19, "pero al parecer hubo ausencia de un criterio técnico científico pues no se dijo que en Honduras no existen los kits de extracción y otros insumos que se requieren para que esas pruebas se puedan usar. Las tenemos en el país a un precio adecuado, pero lamentablemente no se pueden usar".



La Prensa