En represalia, Nicaragua bloquea el tránsito de mercadería con Costa Rica

Desde ayer, el Gobierno tico restringe el paso de contenedores por pandemia.

Hay más de mil transportistas centroamericanos con mercancías varados en la frontera con Costa Rica.
Hay más de mil transportistas centroamericanos con mercancías varados en la frontera con Costa Rica. /

MANAGUA/SAN JOSÉ.

El Gobierno de Nicaragua cerró ayer el tránsito de mercadería en la frontera con Costa Rica aplicando un principio de reciprocidad después de que los ticos cerraran parcialmente la frontera a transportistas extranjeros como medida para evitar la propagación del COVID-19.

La decisión del Gobierno de Nicaragua fue informada ayer por el ministro costarricense Rodrigo Chaves durante la reunión virtual del Consejo de Ministros de la Integración Centroamericana (Comieco), adonde se abordó el problema, y Costa Rica pidió a los países de la región un protocolo regional de medidas de bioseguridad de mejores prácticas sanitarias y evidencia científica.

Informes de prensa de Nicaragua señalan que la vicepresidenta Rosario Murillo confirmó ayer que el transporte de mercaderías está interrumpido y que los ministros de Comercio de la región estaban intentando conciliar diferentes posturas para restablecerlo en el menor tiempo posible.

Según Murillo, tanto los transportistas como los Gobiernos de la región “tienen observaciones particulares” que están siendo escuchadas, y demandó que se respeten los acuerdos que se han tomado en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), dado que “es fundamental” que el tránsito de mercadería siga fluyendo.

Hasta anoche, Costa Rica no se había referido a la situación en la frontera con Nicaragua, pero el presidente Daniel Ortega en cadena nacional sostuvo que “por parte de Nicaragua no hay problema, es Costa Rica que está bloqueando el paso”.

Comercio

LA PRENSA publicó ayer en su edición que Costa Rica tiene en jaque el comercio de la región debido a las imposiciones al libre tránsito de mercancías a través de sus fronteras terrestres por la pandemia.

La ministra de Comercio Exterior de ese país, Dyalá Jiménez, aseguró ayer que las restricciones de ingreso al país de transportistas de carga extranjeros no pretenden causar daños al comercio en Centroamérica.

“Somos conscientes que son medidas inéditas en la región y no es algo que hubiéramos deseado, pero las circunstancias nos lo imponen. A ningún país le conviene que los flujos comerciales se vean afectados, y estamos en la apertura de encontrar mecanismos que puedan ser los mejores”.

Costa Rica firmó el pasado viernes dos decretos que entraron en vigor ayer mediante los cuales se restringe el ingreso de los transportistas de carga extranjeros debido al COVID-19.

Claves
1- La Cámara de Exportadores de Costa Rica expresó su preocupación por las medidas, que a su juicio “impactan de manera negativa” en el comercio regional.

2- Cerca de 20% del comercio exterior costarricense se hace con los países centroamericanos.

“Nos dimos cuenta que muchos venían con el virus”, argumentó la ministra. A partir de ayer, los únicos transportistas extranjeros que pueden entrar en el país son los que están en tránsito, es decir, los que entran por Panamá con rumbo a Nicaragua y viceversa, sin entregar carga en Costa Rica.

Estos camiones viajarán en grupos y escoltados por la Policía, como ya se comenzó a hacer el fin de semana. Los que tienen como destino entregar producto en Costa Rica deben desenganchar la carga y entregarla a un camión costarricense, o también está la posibilidad de desinfectar el vehículo y entregarlo a un conductor costarricense.

La ministra destacó que Centroamérica es el segundo mercado comercial para Costa Rica después de Estados Unidos y que el 90% del comercio costarricense con la región se moviliza por tierra, por lo que aseguró que la intención del Gobierno no es causar daños al comercio.

Casos

En la reunión virtual de Comieco, el Gobierno tico solicitó la conformación de un grupo de trabajo para trabajar en la nueva realidad de los flujos de comercio en Centroamérica, así como garantizar la apertura de todas las fronteras terrestres en el marco de la pandemia.

Costa Rica aplica pruebas del coronavirus a todos los transportistas extranjeros desde el 5 de mayo y el día 8 estableció la negatividad del test como requisito de ingreso al país para esos conductores.

La Prensa