Costa Rica afirma que restricción a transportistas no busca dañar comercio

Costa Rica ha impedido el paso de varios transportistas infectados de coronavirus.

Costa Rica prohibió el ingreso de transportistas extranjeros al país por el coronavirus./Twitter.
Costa Rica prohibió el ingreso de transportistas extranjeros al país por el coronavirus./Twitter.

San José, Costa Rica.

La ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Dyalá Jiménez, aseguró este lunes que las restricciones de ingreso al país de transportistas de carga extranjeros no pretenden causar daños al comercio en Centroamérica y que el Gobierno se encuentra abierto a escuchar sugerencias.

"Estamos conscientes que son medidas inéditas en la región y no es algo que hubiéramos deseado, pero las circunstancias nos lo imponen. A ningún país le conviene que los flujos comerciales se vean afectados y estamos en la apertura de encontrar mecanismos que puedan ser los mejores", comentó Jiménez a Efe.

La funcionaria dijo que el Gobierno firmó el pasado viernes dos decretos que entraron en vigor a las 00.00 horas de este lunes, mediante los cuales se restringe el ingreso de los transportistas de carga extranjeros debido a la pandemia del COVID-19.



"Costa Rica tomó la decisión de restringir la entrada de los transportistas que vengan a dejar carga al país porque nos dimos cuenta que muchos venían con el virus", explicó la ministra.

A partir de este lunes los únicos transportistas extranjeros que pueden entrar al país son los que están en tránsito, es decir, los que entran por Panamá con rumbo a Nicaragua y viceversa, sin entregar carga en Costa Rica.

Estos camiones viajarán en grupos y escoltados por la Policía de Tránsito y la Fuerza Pública, como ya se comenzó a hacer el fin de semana.

Los que tienen como destino entregar producto en Costa Rica, deben desenganchar la carga y entregarla a un camión costarricense o también está la posibilidad de desinfectar el vehículo y entregarlo a un conductor costarricense.

La ministra destacó que Centroamérica es el segundo mercado comercial para Costa Rica después de Estados Unidos y que el 90 % del comercio costarricense con la región se moviliza por tierra, por lo que aseguró que la intención del Gobierno no es causar daños al comercio.

"Centroamérica es fundamental para nosotros. A ningún país le conviene que los flujos comerciales se vean afectados. Costa Rica va a explicar (a los países centroamericanos) que la medida es sanitaria", manifestó.

Jiménez participará este lunes en una reunión del Consejo de Ministros de Comercio de Centroamérica, en la que se abordará el tema de las restricciones impuestas por Costa Rica.

La ministra dijo que no ha recibido una comunicación directa de las autoridades de otros países, pero que sí conoce que hay descontento en el gremio de transportistas y que incluso conductores panameños han realizado bloqueos en la frontera.

"Tenemos que cuidar la vida, la salud y guardar un balance para no revertir el terreno ganado para abrir economía. Todo es muy complejo y delicado", comentó.

Costa Rica aplica pruebas del coronavirus a todos los transportistas extranjeros desde el 5 de mayo y el día 8 estableció la negatividad del test como requisito de ingreso al país para esos conductores.

Hasta el domingo Costa Rica contabilizaba 46 transportistas extranjeros con COVID-19, a quienes les impidió el ingreso al país.

Vea: Presidente chino promete una vacuna mundial contra el coronavirus

Costa Rica ha mantenido bajo control la transmisión del virus desde que detectara su primer caso el 6 de marzo.

En total, este país centroamericano contabiliza 863 casos positivos, de los cuales se han recuperado 565 (65,5 %), hay 288 activos que se encuentran en aislamiento, y las víctimas mortales suman 10.

El sábado pasado Costa Rica comenzó la primera de cuatro fases en el plan de desescalada de las restricciones a actividades económicas, deportivas y sociales. EFE

La Prensa