Industria farmacéutica aplica estrictas medidas de bioseguridad

De los 3,500 colaboradores que trabajan en el sector, ninguno ha resultado contagiado de COVID-19.Garantizan suministro de medicamentos a las droguerías y farmacias del país.

Desde el inicio de la pandemia, la industria farmacéutica no ha dejado de producir bajo estrictas medidas de bioseguridad.
Desde el inicio de la pandemia, la industria farmacéutica no ha dejado de producir bajo estrictas medidas de bioseguridad.

TEGUCIGALPA.

La industria farmacéutica hondureña ha sido pionera en la implementación de rigurosas medidas de bioseguridad para sus trabajadores en sus plantas de producción desde antes y después del inicio de la pandemia del COVID-19, y está lista para incorporarse a la reapertura inteligente de la economía nacional, indicaron sus ejecutivos.

Actualmente, la Asociación de Fabricantes de Productos Farmacéuticos de Honduras (Anaprohfar) que abastece de medicamentos a las principales droguerías y farmacias del país, contrata a unos 3,500 empleados de forma directa y desde que comenzó la pandemia a la fecha no ha reportado ningún caso positivo de coronavirus entre sus colaboradores, gracias a las estrictas medidas implementadas.

Jacobo Andonie, presidente de la Anaprohfar, informó que la industria no ha dejado de operar, ya que tres días después de decretarse el estado de emergencia en el país fueron llamados para suplir al Estado más de un millón de frascos de gel de manos, lo cual han cumplido a cabalidad.

Las claves
1- En Honduras operan unas 20 plantas farmacéuticas que producen un aproximado de 2,000 tipos de productos y cubren el 20% de toda la demanda de medicamentos del país.
2- Los laboratorios, las droguerías y las farmacias generan un poco más de 25,000 empleos directos a nivel nacional, sin contar con otros empleos indirectos.

“Somos un sector estratégico para el país, entonces nosotros nunca hemos dejado de operar; en su momento cuando se dio la pandemia, el Gobierno nos llamó para suplir de gel al país y la industria asumió el reto con la industria cosmética y de productos higiénicos para suplir un millón de frascos de gel de mano de 120 mililitros y 71,000 galones, ese compromiso ya lo cumplimos”, dijo.

Además, indicó que a la fecha han mantenido inalterable la cadena de suministros de sueros, jarabes, analgésicos, antiinflamatorios, cardiovasculares, medicamentos para la diabetes y la hipertensión, antibióticos y antialérgicos, entre otros fármacos que son demandados por la ciudadanía para el tratamiento de otras patologías.

Los laboratorios farmacéuticos del país producen más de 175 medicamentos del cuadro básico del hospital escuela universitario y exportan una variedad de fármacos a Nicaragua, Belice, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Haití y República Dominicana.

Con las medidas de bioseguridad implementadas ningún empleado ha sido contagiado.

Jacobo Andonie, presidente de Anaprohfar

“En este momento nos hemos vuelto más importantes porque podemos asegurar el suministro de medicamentos que la industria farmacéutica internacional está destinando a sus respectivos países, a nivel internacional los medicamentos que se están utilizando para el COVID-19 todo mundo los está acaparando, entonces es complicado abastecer el país, pero no creo que haya un rompimiento del inventario masivo de otros medicamentos”, dijo.

Medidas de bioseguridad

Por otro lado, Andonie manifestó que los laboratorios nacionales han trabajado fuertemente en la implementación de medidas de bioseguridad en sus plantas de producción desde su ingreso hasta la salida de los colaboradores, lo que ha contribuido a prevenir los contagios.

Entre estas medidas, mencionó la desinfección permanente en la entrada y salida de las plantas, el distanciamiento entre empleados, el uso de mascarillas, anteojos y gafas protectoras, el cambio de ropa y uso de overol de protección, utilización de alfombra desinfectante y uso de termómetro digital, entre otras.

Política de protección

Sobre el particular, José Portillo, vicepresidente de Anaprohfar, mencionó que las medidas de bioseguridad en la industria farmacéutica es un tema del día a día, porque es parte de sus protocolos de bioseguridad entre sus miles de empleados.

“A diario nuestra gente usa mascarillas, usa gorros, guantes, se higieniza antes de entrar a operaciones, ya es un proceso que para nosotros es común, no es nuevo y lo único que hicimos es fortalecer un poco los protocolos, compartirlos con el resto de plantas para estar unificados y ver algunos agregados por el tema del COVID-19”, acotó.

Nuestra industria es vital y mueve a gran parte de las farmacias y droguerías del país.

José Portillo, vicepresidente de Anaprohfar

En ese sentido, recordó que la industria no ha parado de trabajar desde los primeros días de la pandemia, “y gracias a Dios seguimos operando y somos una de las industrias que no ha tenido ningún caso de coronavirus e incluso hemos compartido en las mesas de trabajo con el Gobierno algunos de nuestros protocolos de bioseguridad”.

Portillo destacó que durante la emergencia los laboratorios farmacéuticos han seguido apoyando al Gobierno en el suministro de otros medicamentos que necesita la población en el tratamiento de otras enfermedades.

En ese contexto, el ejecutivo dijo que están preparados para incorporarse a la reapertura inteligente de la economía y destacó que “somos la única industria que nuestra gente sigue operando y sigue ganando y no hemos suspendido ni despedido a nadie”.

DR-farmaceutica2-180520(800x600)
La Prensa