Congreso Nacional aprueba nueva ley para proteger el espacio aéreo

La nueva ley "facilitará" la cooperación entre Honduras y otros países de la región en el combate del narcotráfico, según un comunicado del Parlamento hondureño.

El Parlamento de Honduras aprobó en 2014 una ley que faculta a las Fuerzas Armadas a derribar avionetas que sean sospechosas de transportar drogas, por lo general procedentes de América del Sur.
El Parlamento de Honduras aprobó en 2014 una ley que faculta a las Fuerzas Armadas a derribar avionetas que sean sospechosas de transportar drogas, por lo general procedentes de América del Sur.

Tegucigalpa.

El Congreso Nacional aprobó este jueves una nueva Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo enviada por el Ejecutivo que permitirá fortalecer la lucha contra el narcotráfico en el país.

La nueva normativa fue aprobada hoy durante una sesión virtual de los diputados, indicó el poder Legislativo, sin precisar cuántos de los 128 parlamentarios que integran el Parlamento votaron a favor.

"La nueva ley dará una mayor apertura para cooperar con otros Estados y fortalecer la lucha contra el narcotráfico”, dijo el diputado oficialista Samuel Reyes.



La nueva ley "facilitará" la cooperación entre Honduras y otros países de la región en el combate del narcotráfico, según un comunicado del Parlamento hondureño.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, envió a inicios de enero pasado al poder Legislativo la iniciativa y sustituirá a la aprobada en 2014.

El viceministro de Seguridad, Luis Suazo, dijo que Honduras "ajusta y diseña su nueva estrategia, para lo cual estamos creando nuevos mecanismos para el combate al narcotráfico internacional".

El objetivo de la nueva ley es "establecer las normas, reglas y procedimientos para la ubicación, identificación, rastreo, interceptación a través de disparos de advertencia utilizando municiones que contengan cartuchos trazadores de aeronaves que son razonablemente sospechosas de estar dedicándose principalmente al tráfico ilícito de drogas o cualquier otro tipo de tráfico ilícito", indicó el Parlamento.



El territorio hondureño es utilizado por narcotraficantes internacionales que envían cargamentos, especialmente de cocaína, a Estados Unidos, en avionetas y embarcaciones rápidas que navegan por el Caribe.

El Parlamento de Honduras aprobó en 2014 una ley que faculta a las Fuerzas Armadas a derribar avionetas que sean sospechosas de transportar drogas, por lo general procedentes de América del Sur.

La ley establece una serie de pasos que deben seguirse antes de que una aeronave sea atacada por ser sospechosa de traficar estupefacientes.

En 2014, las autoridades también pusieron en marcha en el Caribe los escudos aéreo, marítimo y terrestre para reducir el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

Honduras impuso el escudo aéreo de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de EE.UU. a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las de ese país en el Caribe.

La violencia causada por el narcotráfico y el crimen organizado es uno de los principales problemas que enfrenta Honduras, que registra a diario una media de doce homicidios.

La Prensa