La OPS aconseja no usar túneles desinfectantes

El cloro y el amonio cuaternario causan irritación en la piel y su uso en humanos no está autorizado en muchos países.

En San Pedro Sula varios comercios e instituciones gubernamentales ya cuentan con túneles de desinfección previo a ingresar a sus instalaciones. Fotos: Frankly Muñoz
En San Pedro Sula varios comercios e instituciones gubernamentales ya cuentan con túneles de desinfección previo a ingresar a sus instalaciones. Fotos: Frankly Muñoz

San Pedro Sula.

Los químicos usados en la desinfección por el COVID-19, tanto en bombas, espray y túneles desinfectantes están provocando dermatitis en decenas de sampedranos cada semana.

Cándido Mejía, jefe del departamento de dermatología del hospital Mario Catarino Rivas, informó que atiende al menos dos casos diarios de esta afección relacionados al contacto con mezclas para desinfectar.

Para Mejía, quien también es docente universitario, tanto el cloro y el amonio cuaternario como cualquier químico pueden causar reacciones alérgicas en la piel rociada, aunque sea corto el tiempo de exposición continuado.

Sin respuesta
LA PRENSA contactó a las autoridades de la Secretaría de Salud para saber si se regula el tipo de químicos y niveles en las cabinas de desinfección, bombas y espray usados en los comercios, pero no hubo respuesta.Se buscó dialogar con el personal de la Agencia de Regulación Sanitaria de Honduras (ARSA), pero tampoco se brindó información sobre acciones relacionadas con este tema sanitario.

“Las personas que tienen piel sensible son las que van a reaccionar”, dijo el galeno.

Mejía cree que para luchar en primera línea contra el COVID-19 en la empresa privada y comercios se debería optar primariamente por la desinfección con gel antibacterial y distanciamiento, además del uso indispensable de la mascarilla.

“Se debe confiar en el gel de alcohol, y el cloro no se puede estar utilizando en personas porque es altamente irritable, solo se aplica en superficies al 0.1%, es decir media taza por un litro de agua, el cloro y el amonio cuaternario son los más nocivos para la piel. Hemos tenido casos de personas que han pasado por estas cabinas y resultan con alergia”, dijo.

Muchas empresas han decidido instalar túneles rociadores en las entradas a sus barrios y colonias como una medida preventiva.

mg-desinfectar-140520 (2)(800x600)
Las medidas básicas recomendadas por la OMS siguen siendo el lavado de manos frecuentes, uso de mascarilla y distanciamiento social.

Perjuicio

La dermatitis se manifiesta con enrojecimiento de la piel y prurito, y a medida que empeora se generan ampollas, la piel secreta líquido para convertirse en una dermatitis de contacto aguda.

Piedad Huerta, representante de la OPS/OMS en Honduras, a través de un documento oficial dirigido a Alba Consuelo Flores, secretaria de Salud, afirma que los túneles desinfectantes, para uso de la población no es recomendación de la OMS/OPS.

“No existe evidencia sobre la eficacia de estos sistemas para realizar una desinfección efectiva del virus causante del COVID-19, generando una falsa sensación de seguridad en la población con la posibilidad de descuidar medidas básicas de prevención como lavado de manos frecuente, uso de mascarilla y distanciamiento social”, reza el oficio.

Peligro

La máster en Ciencias del Ambiente y Manejo Sustentable, Claudia Lasprilla, señala que “los túneles sanitarios no son una práctica necesaria para la lucha contra el COVID-19, pero su uso sí representa problemas en la salud y el ambiente, por lo cual se hace un llamado a las autoridades a remover los ya instalados”.

Agrega que “los químicos utilizados en estos túneles son mezclas de cloro y tipos de amonio cuaternario, entre ellos el cloruro de benzalconio, con agua. Ambos son desinfectantes comunes y recomendados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y diferentes organizaciones de salud para desinfectar superficies durante el COVID-19, no para ser usados en humanos”.

Lasprilla explica que los tres mayores problemas de esta práctica son su efecto negativo en la salud humana y en la naturaleza, y el falso efecto de seguridad que causa en las personas.

mg-desinfectar-140520 (1)(800x600)
La Prensa