Honduras cumple 26 días de zozobra por coronavirus

Fue el 11 de marzo de 2020 que se confirmaron los primeros dos casos de coronavirus en Honduras.

VER MÁS FOTOS
Honduras registra a la fecha 22 muertes oficialmente; los ciudadanos continúan en la incertidumbre por lo que pueda pasar más adelante. Fotos AFP
Honduras registra a la fecha 22 muertes oficialmente; los ciudadanos continúan en la incertidumbre por lo que pueda pasar más adelante. Fotos AFP

San Pedro Sula, Honduras.

Fue en diciembre de 2019 cuando se escuchaba comentar de un nuevo virus en Wuhan, China, que poco a poco iba tomando terreno, dejando a su paso personas muertas y hospitalizadas.

La noticia parecía ser lejana para los hondureños, país donde las empresas y comercios de diferente nivel seguían operando, de igual manera los centros de estudio, aún imperaba la tranquilidad de los ciudadanos en medio de los problemas sociales a los cuales estamos acostumbrados.

La enfermedad alcanzó a Honduras, el corazón de América, el 11 de marzo de 2020, desde entonces, la vida de todos nunca volvió a ser igual, todo cambió: las bodas; los cumpleaños; los cultos en la iglesia; las misas; los partidos de fútbol; las noches de cine; las cenas familiares en los restaurantes; las empresas han tenido que cerrar provisionalmente; a los velorios no pueden ir familiares y el transporte público permanece en el limbo mientras se conocen nuevas noticias.

Van 26 días de zozobra en nuestro país, y hasta antes de las 12:00 del mediodía de hoy 5 de abril de 2020, se han registrado 22 muertes, seis recuperados y 268 contagios por coronavirus.

honduras 2.43(1024x768)Vista de una calle vacía durante el toque de queda contra la propagación del nuevo coronavirus en Comayaguela. Foto AFP

Ya en fechas anteriores el presidente Juan Orlando Hernández se había referido al tema en comparecencia de prensa, explicando que el país se estaba preparando para la llegada de la enfermedad, asegurando que solo era cuestión de tiempo, porque era inevitable el ingreso del coronavirus.

Relacionada: En vigor ley que busca evitar la pérdida de empleos

En tanto, personal de la Medicina y la Enfermería se comenzó a capacitar para afrontar el virus cuando este llegara, ya que es altamente contagioso, razón por la cual también el Gobierno solicitó la compra de equipo apropiado para dotar a los encargados de primera línea ante esta situación.

Primeros dos casos de coronavirus en Honduras

Los primeros dos casos confirmados por coronavirus en Honduras se relacionan con una mujer de 42 años, quien estaba embarazada, y según las autoridades de Salud, ingresó asintomática al país el 4 de marzo vía aérea por el Aeropuerto Internacional Toncontín de Tegucigalpa, en un vuelo procedente de España.

El caso número dos se trata de una hondureña de 37 años, quien ingresó al país en fecha 5 de marzo vía aérea por el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, en un vuelo procedente de Suiza. La paciente presentaba un cuadro clínico de enfermedad leve, permanecía en autoaislamiento domiciliar y con vigilancia médica desde su entrada al país.

honduras 3.25(1024x768)
Dos personas caminan por una carretera vacía durante un toque de queda contra la propagación del nuevo coronavirus en Tegucigalpa. Foto AFP

La información la conocieron los hondureños a eso de las 4:00 de la madrugada de ese 11 de marzo, horas antes a través de las redes sociales el Gobierno había informado de los dos casos de coronavirus antes descritos.

La magnitud de la enfermedad cobró fuerza entre la población cuando paulatinamente se notificaba de más casos sospechosos y confirmados de coronavirus, los diferentes departamentos del país comenzaron a sentir los pasos de la enfermedad y poco a poco se fueron orillando hacia el confinamiento.

Estrategias ante la enfermedad

Desde el Gabinete de Gobierno comenzaron a realizarse reuniones a profundidad para definir acciones ante la enfermedad, declarada como pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a su presencia en casi todos los países del mundo.

Las determinaciones se comenzaron a mirar cuando desde el Poder Ejecutivo se anunció el blindaje de fronteras, marítimas, terrestres y aéreas para evitar la propagación del coronavirus: "Honduras cierra sus fronteras por COVID-19"; "Honduras cierra sus fronteras y limita el transporte público"; "Honduras cierra fronteras y decreta estado de excepción"; "Honduras cierra sus fronteras por coronavirus tras confirmar casos" , citaban medios internacionales entre el 15 y 16 de marzo de 2020.

Cerca del 19 de marzo el toque de queda era absoluto en Honduras, lo que comenzó por unos días y para ciertos departamentos, se extendió a nivel de país. Las indicaciones eran y siguen siendo claras hasta ahora: suspendidas las labores en el sector público y privado, eventos de todo tipo, el transporte público, actividades religiosas, negocios y cierre de aeropuertos y fronteras.

Además: Covid-19: Honduras extiende horarios para abastecerse la próxima semana

Las personas únicamente pueden circular para compra de alimentos, medicinas, asistir a establecimientos sanitarios y acudir a lugares de trabajo autorizados, como farmacias, laboratorios, bancos y gasolineras de acuerdo con los horarios y días establecidos por el Gobierno, asimismo, las personas en general según su último dígito de tarjeta de identidad o pasaporte.

A las empresas que no acaten el llamado a cerrar operaciones se les aplicarán "sanciones según el Código Penal, que pueden llegar a cárcel por seis meses", declaró en ese momento Carlos Madero, ministro de Trabajo.

Rigurosidad en las calles

Las medidas poco a poco se fueron endureciendo, a tal de grado de instalar masivos operativos en las entradas y salidas de las principales carreteras del país, con más de 17,000 policías en las calles, de igual manera en las diferentes ciudades a fin de evitar la aglomeración de personas tanto a pie como en vehículos, lo contrario implica ir preso por 24 horas y el decomiso del automóvil hasta que se suspenda el toque de queda absoluto.

Tanto el Gobierno como la Secretaría de Seguridad y personal de Salud, han decidido unificar esfuerzos para luchar contra la enfermedad, de igual manera, en reiteradas ocasiones han pedido a la población quedarse en sus casas para evitar que el virus alcance a más hondureños.

Ante lo ocurrido

Con las medidas adoptadas, muchas familias comenzaron a mirar el hambre tocando las puertas de su casa, lo que orilló al Gobierno a replantear estrategias y suplir una necesidad tan básica en el ser humano.

El presidente Hernández dio a conocer el 21 de marzo que se proporcionaría alimentos a 3.2 millones de hondureños (unas 800,000 familias), para garantizar el aislamiento como principal medida sanitaria.

Ante la incertidumbre por el desempleo, el Ejecutivo mandó al Congreso Nacional (CN) paquetes de medidas económicas y de protección de empleos, sobre todo en los sectores más vulnerables como las micro y pequeñas empresas, así como opciones financieras para las empresas de mayor escala producto de la emergencia.

El toque de queda absoluto se fue intensificando en todo el país y lo último establecido es hasta el 12 de abril. Hoy domingo 5 de abril se cumplen 26 días desde el anuncio de los dos primeros casos de coronavirus y se está a la espera de las próximas determinaciones a tomar, sobre todo en el Valle de Sula.

Lo anterior, ya que los alcaldes y líderes empresariales de la región norte sostuvieron una conversación a través de videoconferencia con el presidente Hernández para solicitarle el cierre total de la zona, ser más imperativos en los patrullajes y con menos condicionantes en comparación con otros departamentos, debido a la enorme cantidad de casos de coronavirus, siendo Cortés, el epicentro de la enfermedad hasta ahora.

La Prensa