Gobierno de Honduras inicia entrega alimentos en colonia Los Pinos de Tegucigalpa

Con la Operación de entrega de 800,000 suministros de alimentos se espera favorecer a 800,000 familias pobres de Honduras.

VER MÁS FOTOS
Elementos de las Fuerzas Armandas resguardan la alimentación que fue repartida en Los Pinos. /

Tegucigalpa, Honduras.

Este miercoles 25 de marzo inició la Operación Honduras Solidaria que tiene como objetivo principal entregar suministros de alimentos para las familias más pobres del país en medio de la crisis sanitaria por el Covid-19 que mantiene aislados a millones de hondureños para evitar su contagio.

Tal y como se había anunciado en cadena nacional el pasado lunes 23 de marzo, la entrega comenzó en la colonia Los Pinos en Tegucigalpa, capital de Honduras.

De esta manera se busca favorecer a las familias más vulnerables de Honduras mediante la entrega de suministros casa a casa y puerta a puerta, en una primera fase en las ciudades de Tegucigalpa, Choluteca, La Ceiba y San Pedro Sula.

LEA: Bancos en Honduras estarán abiertos lunes, miércoles y viernes

Con la Operación de entrega de 800,000 suministros de alimentos se espera favorecer a 800,000 familias pobres de Honduras, más de 3.2 millones de hondureños.

La entrega contiene suministros para una familia de 5 personas, entrega que utilizada de manera óptima garantiza la alimentación para una familia por un período de 15 días.

Honduras-solidaria-coronavirus02(800x600)
Los alimentos fueron trasladados en camiones de las Fuerzas Armadas de Honduras.

El suministro de alimentos cuenta con más de 20 productos, entre ellos no perecederos y de higiene, gel, mascarillas y más.

La Operación Honduras Solidaria es la entrega de alimentos más grande realizada en la historia del país y contará con la veeduría del Foro Nacional de Convergencia, (FONAC), Confraternidad Evangélica de Honduras, entre otros organismos sociales.

En Honduras ya hay 36 personas detectadas con Covid-19, según informes oficiales de la Secretaría de Salud. Las autoridades aseguran que la mayoría de ellos se mantienen en condición estable.

La Prensa