Adecabah denuncia aumentos en precios de productos básicos durante crisis por coronavirus

Algunos puntos de venta de comida en el país han alterado sus precios a raíz de la situación del coronavirus, según la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica.

Imagen ilustrativa de una pulpería en Honduras.
Imagen ilustrativa de una pulpería en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Adalid Irías, presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica (Adecabah), lamentó que algunos establecimientos han elevado los precios de los productos.

Dijo que esto no se justifica, ya que el transporte de distribución de alimentos está autorizado a circular y los mercados municipales están funcionando como central de abastos.

Inicialmente, recordó que "una realidad socioeconómica del país es que entre el 55 y 60% de la población en el área urbana y rural vive al día, es decir, que compran sus alimentos diarios porque el poder de compra no es alto como para comprar para una semana o un mes".

"Esa preocupación se ha visto acrecentada por las restricciones del estado de excepción que lógicamente tiene un fin de proteger a la población para no contagiarnos del coronavirus", apuntó.

Relacionada: Bancos en Honduras estarán abiertos lunes, miércoles y viernes

En ese sentido, analizó que al estar cerrados los mercados como el Zonal Belén, centenares de pulperías que se abastecen de allí están quedando sin productos y por lo tanto están incrementando los precios.

"Al bajar esa movilidad en el comercio por las restricciones puestas, obviamente ha ocasionado que algunas pulperías se queden con poco inventario y estén incrementado los precios", señaló.

A lo anterior ejemplificó el caso de la medida de frijoles, la que se está adquiriendo a 80 lempiras cuando antes de la crisis valía entre 55 y 60 lempiras, igualmente el cartón de huevos, el cual valía entre 110 y 120 lempiras y hoy tiene un costo mayor.

adalid.25(800x600)
Adalid Irías, presidente de Adecabah

Ante esta situación, informó que "en primera instancia vamos a proponer que los principales mercados, y lo hablaba el señor Pedro Barquero, puedan ofrecer los productos de canasta básica bajo ciertas restricciones".

Añadió que "él hablaba de hacerlo por el número de identidad, por días y compartimos de alguna medida eso, pero nosotros estamos proponiendo programar la autorización de la venta en los principales mercados por orden rotatorio".

"Que un día funcione el Zonal Belén, otro día que funcione el Mercado San Isidro y así irlos rotando para que determinados segmentos de las pulperías puedan abastecerse de productos de la canasta básica", dijo.

Representantes de la empresa privada y directivos de los mercados expusieron esta alternativa para evitar la aglomeración de personas, tal y como ha ocurrido en los últimos días en la capital.

"Lo que vamos a proponer a la Secretaría de Desarrollo Económico es sectorizar y autorizar la apertura de los mercados, pero con un inventario que se venda a las pulperías de manera ordenada y sin acceso a la población", reiteró.

Agregó que "esto permitirá que las pulperías estén llevando los productos a las colonias, evitará salir a los mercados y mejor satisfacernos en las propias colonias".

"Lo anterior, con las medidas de seguridad que solo las pulperías puedan ingresar a los mercados en base a un inventario, con un censo que los presidentes de los mercados lo puedan dar y siendo controlado por policías en retenes preventivos", concluyó.

La Prensa