Honduras advierte de "catástrofe" por Covid-19 si gente no se queda en casa

Los vendedores y la ciudadanía parece que "no han visto la gravedad de esta situación", dijo Gabriel Rubí, titular Copeco.

VER MÁS FOTOS
Hace días, el gobierno decretó 'un toque de queda absoluto' para obligar a la población a aislarse en sus hogares. AFP /

Tegucigalpa, Honduras

Las autoridades de protección civil de Honduras advirtieron este lunes de una posible "catástrofe" en el país por el COVID-19 similar a la que vive Italia y España si la población no se queda en su casa, y lamentó que los hondureños no estén acatando las medidas.

En comparecencia de prensa, el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, expresó su "preocupación" por "la masiva movilización" de comerciantes y la población a los diferentes mercados pese al toque de queda absoluto impuesto el pasado lunes.

Los vendedores y la ciudadanía parece que "no han visto la gravedad de esta situación, si sigue la indisciplina y la desobediencia lo que nos espera es una catástrofe igual a la que ha vivido Italia y España", enfatizó.

"Esto no es un juego, la pandemia por coronavirus es una realidad que hay que vivirla y sentirla, por favor quédese en casa", subrayó Rubí, quien dijo que el Gobierno ha establecido medidas "estrictas de control" para que las fuerzas de seguridad procedan de "forma rigurosa" contra las personas que no acaten el toque de queda en Honduras, que suma 27 casos.

Decenas de vendedores instalaron sus puestos en mercados y barrios de Tegucigalpa, pese a la prohibición de movilización, por lo que la Policía hondureña procedió a desalojarlos.

199794-01-02(800x600)
La gente hace cola en el mercado de El Mayoreo en Tegucigalpa a pesar de un "toque de queda absoluto" ordenado por el gobierno hondureño. AFP

COVID-19, TEMA DE SEGURIDAD NACIONAL

La lucha contra el coronavirus es un tema de "seguridad nacional", añadió, y recomendó a la gente mantener una distancia de un metro para evitar el contagio, utilizar mascarillas y guantes, añadió.

"Hoy es el momento que debemos unirnos, ser disciplinados y no vaya ser que mañana usted esté lamentando la muerte de alguna de las personas que está a su alrededor, ahorita solo es la brisa del gran huracán que tendremos en los próximos días", enfatizó.

Destacó que contener la propagación del COVID-19 es el principal objetivo del Gobierno, por lo que pidió a la población que no busque una razón para salir de casa, al menos que sea una emergencia.

El coronavirus "no es juego, es una pandemia mundial y salir de su casa se convierte en una acción temeraria con la usted pone en riesgo la vida de su familia, su vida y la de sus vecinos", enfatizó.

ENFERMEDAD INVISIBLE

Rubí instó a la población a mirar a su alrededor y pensar "que todas las personas están infectadas de COVID-19, porque es una enfermedad invisible en este momento".

Sin embargo, reconoció que la población tiene necesidad de abastecerse de alimentos, por lo que anunció que el Gobierno ha estructurado un plan para distribuir productos.

El Gobierno atenderá de "manera directa" a 3,2 millones de los 9,3 millones de hondureños a través de una fuerza de tarea integrada por las autoridades, sociedad civil y la Iglesia, añadió el funcionario. EFE

La Prensa