Muere hondureño aislado en sala de sospechosos de coronavirus en La Ceiba

Se trata de un hombre de 44 años de edad que padecía de diabetes y presentaba problemas respiratorios.

Al hondureño le hicieron pruebas para determinar si murió por coronavirus.

La Ceiba, Honduras

Un hondureño que estaba internado en una sala aislada para pacientes con sospecha de coronavirus falleció este domingo en el hospital Atlántida de La Ceiba.

Se trata de un hombre de 44 años de edad que padecía de diabetes y presentaba problemas respiratorios.

Según parientes del fallecido, Gary Enrique Castillo murió a las 3:00 de la madrugada luego que llegara en un vuelo de Islas Caimán a La Ceiba, Atlántida.

Los familiares indicaron que él estaba hospitalizado en Caimán, donde tuvo un accidente en Caimán hace cinco meses y eso le provocó daños en su sistema respiratorio. En Honduras recayó y fue internado en una sala aislada para pacientes sospechosos de coronavirus debido a que en la isla estuvo internado en el mismo hospital donde murió un italaliano por Covid-19.

Las autoridades de Salud le mandaron a hacer el examen para ver si era positivo coronavirus por estar internado cerca del italiano en Caimán. Se esperan los resultados de las pruebas de coronavirus.

Supuestamente llegó a La Ceiba porque Caimán está sacando a los hondureños de su isla.

Las autoridades de Honduras informaron este sábado de que el número de contagios por la pandemia del coronavirus aumentó a 26 al confirmarse dos nuevos casos.

Los nuevos contagios fueron confirmados por el Laboratorio Nacional de Virología, dijo el vocero del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), Francis Contreras, en cadena nacional.

Los dos casos se registraron en el municipio de Villanueva, departamento norteño de Cortés, y se trata de dos mujeres de 28 y 60 años de edad, que están en "autoaislamiento" en su domicilio.

La Secretaría de Salud mantiene "cercos epidemiológicos en las zonas donde ya se confirmaron casos de coronavirus, con el fin de aplicar "medidas de contención", señaló el vocero de Sinager.

Honduras ha entrado en fase 3 porque reporta grupos positivos con nexos epidemiológicos a los casos importados de coronavirus, según las autoridades.

El país se mantiene en emergencia sanitaria y bajo toque de queda absoluto en todo el territorio, cuyas principales calles lucen vacías ante el temor de la población por el contagio.

La Prensa