Pandemia Coronavirus: Llega la segunda ola de contagios a Asia

Asia enfrenta segunda oleada de contagios por el letal virus en países donde se creía que la pandemia estaba controlada.

Hong Kong enfrenta una segunda ola de contagios por coronavirus./AFP.
Hong Kong enfrenta una segunda ola de contagios por coronavirus./AFP. /

Pekín, China.

Desde la famosa playa australiana de Bondi Beach hasta las calles de Nueva Delhi, las autoridades de toda Asia han intensificado esfuerzos este fin de semana para frenar la propagación del coronavirus, del que se registró una segunda ola de contagios en regiones en las que se creía que la pandemia estaba bajo control.

Varios países han restringido drásticamente los desplazamientos mientras Malasia ha desplegado al ejército para imponer el confinamiento a su población y frenar el virus que ya ha afectado a 95,000 personas en la región, un tercio de las infecciones de todo el mundo, según un recuento de la AFP con casos oficialmente confirmados.

Fuera de China, donde más de 80,000 personas se infectaron desde la aparición del primer caso del nuevo coronavirus en Wuhan el pasado diciembre, Corea del Sur es el país de Asia más castigado, con más de 8,500 casos.



Pero mientras en China el número de infecciones ha ido cayendo en las últimas semanas, otros países registran aumentos considerables de infectados.

Tres doctores que trataban a pacientes infectados en Indonesia fallecieron, con lo que el número de muertos se eleva a 48 y 515 casos en este país, la mayoría en la capital, Yakarta, donde se ordenó el cierre de negocios por dos semanas.

Australia, que cerró sus fronteras a los no residentes y a los extranjeros, cuenta con 1,300 casos en su territorio y pidió a sus ciudadanos que eviten desplazarse dentro del país.

Segunda oleada de contagios

En lugares donde parecía que la propagación estaba bajo control, las autoridades están haciendo frente a una segunda oleada de infecciones con el regreso de gente del extranjero.

Singapur prohibió la entrada a visitantes de corta duración, después de que una ola de casos importados llevara a 432 el total de contagios, y los dos primeros muertos el sábado.

En Hong Kong, donde parecía que lo peor había pasado, el número de infectados casi se duplicó la semana pasada, tras el regreso de numerosas personas a este centro financiero asiático.

Vea: EEUU autoriza prueba que diagnostica en 45 minutos el Covid 19

En Malasia ya había 1,306 casos, la mitad vinculados a una reunión internacional islámica el mes pasado, cuyos participantes regresaron después a Singapur e Indonesia con el virus.

En Sri Lanka, los funcionarios de prisiones abrieron fuego contra un grupo de amotinados en una cárcel que protestaban por la suspensión de las visitas familiares. Dos presos murieron y otros seis resultaron heridos.

Las autoridades también restringieron la venta de dos medicamentos contra la malaria en el país después de que la gente se precipitara a comprarlos a raíz de un tuit del presidente estadounidense, Donald Trump, en el que señalaba que este tratamiento podría servir contra el coronavirus.


La Prensa