Defensa de don H prepara apelación de su sentencia en EEUU

El narcotraficante hondureño fue sentenciado a cadena perpetua el pasado 2 de agosto

Héctor Emilio Fernández, es considerado en los Estados Unidos como uno de los narcotraficantes hondureños más peligrosos.
Héctor Emilio Fernández, es considerado en los Estados Unidos como uno de los narcotraficantes hondureños más peligrosos. / Foto: Archivo

Nueva York, Estados Unidos

La defensa de Héctor Emilio Fernández (Alias: Don H), narcotraficante hondureño condenado a cadena perpetua en Estados Unidos en agosto pasado, prepara el proceso de apelación de la sentencia.

A este respecto, la abogada, Alessandra DeBlasio, representante legal de Fernández, dirigió una carta al juez federal Richard J. Sullivan, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, en la que se presenta como la abogada defensora del hondureño.

En la misiva solicita al juez que este autorice la liberación de ciertos documentos pertinentes al proceso de apelación, entre estos la Declaración de Razones (Statement of Reasons) de la sentencia, junto con el Reporte de Pre-Sentencia, los que la abogada pretende presentar ante el Tribunal de Apelaciones para el Segundo Distrito, el cual tiene jurisdicción sobre los casos juzgados ante la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York.

A la misma vez solicita las transcripciones de los procedimientos sellados de Fernández los cuales incluyen las diferentes audiencias que culminaron en su sentencia del 2 de agosto de 2019, así como otros documentos pertinentes que no se hallen disponibles públicamente en el archivo legal del tribunal.

Esta petición se efectuó el pasado 11 de marzo, es decir, unos días antes de la declaración de emergencia provocada por la epidemia del coronavirus.

El juez Sullivan respondió en la misma fecha concediendo la petición para que la documentación solicitada le sea entregada a la abogada de Fernández.

Héctor Emilio Fernández fue sentenciado a cadena perpetua el pasado 2 de agosto de 2019 tras ser hallado culpable de cargos relacionados con el tráfico de al menos 135 toneladas de droga, así como 20 toneladas de químicos precursores para la producción de metanfetaminas entre 1998 y 2014.

La Prensa