Comienza envío de materiales a las 20 regiones de Salud

Envían equipo de protección individual, entre mascarillas, batas descartables, cubrezapatos y guantes estériles a hospitales, carpas de triaje y clínicas de aislamiento.

Insumos que se van a enviar a diferentes zonas de Honduras.
Insumos que se van a enviar a diferentes zonas de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Se afinan los últimos detalles para habilitar en las próximas horas el primer centro médico móvil en Roatán, Islas de la Bahía. Se denominará Centro de Atención de Enfermedades Respiratorias, que ha sido elaborado con materiales aislantes para evitar el ingreso de bacterias.

El hospital tendrá una capacidad para 20 personas con ventilación adecuada y personal médico para dar atención a los pacientes que sean confirmadas o sospechosas del virus COVID-19.

LEA: Gobierno anuncia segundo paquete de medidas económicas ante emergencia sanitaria

Las instalaciones están al lado de Zolitur, en French Harbour, donde los miembros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) han trabajado para habilitarlo. Este centro es parte de las acciones que el Gobierno ha tomado para atender la emergencia provocada por el coronavirus en el país.

Carpas de aislamiento
Se ubican en las entradas de hospitales para recibir casos sospechosos sujetos a confirmación.

“El hospital móvil tendrá una capacidad para 20 personas. La Secretaría de Salud tiene un convenio con el hospital privado de la isla para atender cualquier eventualidad que se derive del COVID-19. Además se contará con recurso humano calificado para atender a los pacientes. Todo está listo, es un equipo de enfermeras, médicos generales, médicos especialistas, internistas y neumólogos”, explicó Roxana Araujo, vocera oficial del Gobierno en el tema COVID-19.

En Choluteca se instaló otro hospital móvil en el campo de softbol Edas Maradiaga, que se encuentra cercano al Hospital General del Sur.

xo-hospitales3-210320(800x600)
Hospital móvil en Roatán está casi listo, se trabaja en el envío de insumos para los centros.

La instalación en el sur del país fue en tiempo récord para Gabriel Rubí, comisionado de Copeco. “Fue un tiempo récord montar este centro de atención que puede alojar al menos 10 personas que están en calidad de vigilancia. Entre ellos, cinco pacientes con problemas de leves a moderados y cinco más en la unidad de cuidados intensivos”, detalló Rubí.

Otros centros de atención.

Son 30 puntos fijos de atención en todo el país. Algunos destinados para realizar el triaje de urgencias, que es el momento donde se hace la valoración clínica preliminar que diagnosticará el estado del paciente para determinar si se convierte o no en un sospechoso y además se valora el grado de urgencia para evitar la saturación de personas.

“Hay filtros en las periféricas donde se hace el triaje, por ejemplo, en Tegucigalpa son dos puntos para que se determine la gravedad del paciente, si tiene que ir a su casa en autoaislamiento o debe ser hospitalizado”, indicó Roxana Araujo.

Para ello se han instalado carpas en los ingresos a los hospitales de todo el país, así como clínicas para San Pedro Sula y Tegucigalpa. Pero no solo es instalar la infraestructura física, es que paralelo a contar con esas unidades, se dote de los equipos e insumos necesarios, así como recurso humano para garantizar la atención de los pacientes sospechosos o confirmados que lleguen al sistema de salud.

Desde ayer se comenzó el envío a las 20 regiones de salud, hospitales, Cruz Roja y el Instituto Nacional Penitenciario en el país, de material de protección individual contra el COVID-19, son 10,000 mascarillas, 92,950 batas descartables, 35,000 cubrezapatos, 900,000 mascarillas descartables y guantes estériles de diferentes categorías que servirán para atender la emergencia.

La Prensa