Policía desaloja a vendedores de mercados capitalinos

Vendedores ofrecían frutas y verduras en las calles

Agentes de la Policía Nacional en el mercado Zonal Belén de Comayagüela. FOTO: AFP
Agentes de la Policía Nacional en el mercado Zonal Belén de Comayagüela. FOTO: AFP /

Tegucigalpa, Honduras.

Agentes de la Policía Nacional y la Policía Militar instalaron ayer varios retenes en diferentes puntos de Tegucigalpa para evitar la circulación de personas no autorizadas, en cumplimiento al toque de queda absoluto.

Las acciones también las trasladaron a algunos mercados capitalinos, adonde los vendedores abrieron sus puestos de comestibles perecederos y los estaban ofreciendo a los clientes.

Los retenes están en bulevares y salidas de la capital, ya que tampoco están permitiendo que ciudadanos salgan y entren a Tegucigalpa.

En el mercado Zonal Belén, en Comayagüela, los vendedores de verduras se pusieron en las afueras del edificio a ofrecer verduras, granos básicos y frutas, sin acatar el toque de queda, que comenzó en la capital el 16 de marzo.

LEA: Toque de queda absoluto en toda Honduras por coronavirus

Los comerciantes justificaron que salieron a vender porque su producto se les puede arruinar, pero ante la presencia policial tuvieron que desalojar el área.

En coordinación con el 911 y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), la Policía se puso a disposición de la ciudadanía que presente problemas de salud a causa del coronavirus para trasladarlas a los centros asistenciales.

Honduras decretó alerta roja en los 18 departamentos del país a causa de la pandemia del COVID-19, con toque de queda absoluto para Tegucigalpa, San Pedro Sula, Puerto Cortés, La Ceiba, Choluteca, El Triunfo y Santa Cruz de Yojoa.

Honduras confirmó los primeros dos casos del virus el pasado 10 de marzo en dos ciudadanas que regresaron de España y Suiza. La noche del jueves, el Sinager confirmó que ya la cifra se había elevado a 24 casos a nivel nacional.

La Prensa