Honduras ante un escenario nada halagador por COVID-19

Ningún país del mundo estaba "preparado" para enfrentar el coronavirus, dice la ministra de Salud.

La situación, que ya es difícl, puede volverse crítica si la gente sigue saliendo de sus casas.
La situación, que ya es difícl, puede volverse crítica si la gente sigue saliendo de sus casas. /

Tegucigalpa.

Honduras vive una situación "bastante difícil" por la expansión del coronavirus, que afecta a 24 personas en ese país, con un escenario "nada halagador" en el país, donde la Policía tuvo que desalojar este viernes a vendedores ambulantes que se resisten a acatar el toque de queda absoluto.

La ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo a periodistas que es "bastante crítico" que los casos hayan aumentado en un 100 por ciento en la última semana, al pasar de 12 a 24 los contagios.

"No quisiera alarmar a la población, pero estamos viviendo una situación bastante difícil" debido a que muchos de los contagiados han tenido contacto con otras personas que ya podrían portar el virus, enfatizó.

Señaló además que el país podría tener más de 90 casos sospechosos de COVID-19, pero "aún no los tenemos identificados", por lo que la Secretaría de Salud realiza un "proceso de identificación" de las personas que tuvieron contacto con los pacientes confirmados.

Escenario "nada halagador"

Flores aseguró que, según los análisis realizados, el escenario para Honduras "no es nada halagador" y las proyecciones hechas hasta ahora "son bastante difíciles", por lo que le recordó a la población la importancia de quedarse en caso como forma para detener la propagación del virus.

Ningún país del mundo estaba "preparado" para enfrentar la enfermedad, destacó la ministra de Salud, quien dijo que la población hondureña es "bastante vulnerable", ya que 10 de cada 100 personas sufren diabetes.

Insistió en que Honduras vive una "situación difícil" la cual puede volverse "crítica si la gente sigue saliendo de sus casas y se expone al virus, deben pensar en sus familias”.

Dengue, la otra epidemia

Honduras también es acechado por el dengue, que ya deja nueve muertos y 10.000 afectados en el país este año, alertó la funcionaria.

Pidió a la población aprovechar el tiempo en casa para erradicar los criaderos del mosquito transmisor para tratar de evitar que esa epidemia siga afectando a los hondureños.

Flores recomendó a la población evitar acumulaciones de agua, contribuir a la recolección de basura y mantener limpios los patios.

Extranjeros en Honduras

Una delegación de misioneros estadounidenses solicitó apoyo de la Embajada de EE.UU. en Tegucigalpa para poder salir de Honduras, que está en emergencia sanitaria y bajo alerta roja por el coronavirus.

Los estadounidenses se encuentran en Honduras desde el pasado 11 de marzo y pidieron al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que abra las fronteras del país para poder regresar al estado de Nueva Jersey.

Una treintena de jugadoras de fútbol americano de Costa Rica y tres entrenadores que estaban varados en Honduras emprendieron hoy su retornó a su país en un autobús que será escoltado por la Policía hondureña hasta la frontera con Nicaragua.

Desalojan vendedores

Vendedores ambulantes que desafían el toque de queda absoluto impuesto desde el lunes en el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, para tratar de contener la propagación del virus fueron desalojados hoy por las fuerzas de seguridad.

Según algunos vendedores, la necesidad ante la emergencia sanitaria les ha obligado a salir a vender sus artículos, en mayoría alimentos, en diferentes mercados y algunos populosos barrios de Tegucigalpa, lo que está prohibido por el toque de queda.

"Salimos a trabajar porque en la casa no tenemos que comer, ellos (los policías) tienen que comer en su casa", dijo a periodistas una de las vendedores, que además aseguró que las fuerzas del orden les amenazaron con quitarles los artículos sino se retiraban del lugar.

Los comercios formales de Tegucigalpa permanecen hoy cerrados en cumplimiento al toque de queda absoluto, medida que rige también en Choluteca, La Ceiba, San Pedro Sula, Puertos Cortés, Santa Cruz de Yojoa y el Triunfo.

La Policía de Honduras realiza operativos en las diferentes carreteras para evitar la circulación de personas que no están autorizadas para andar en las calles, mientras enfermeras del Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro paralizaron sus labores por la falta de pago de sus salarios este año y de equipo de protección para el COVID-19.

La Prensa