“Estamos hablando de que puede durar ocho semanas”: Marco Tulio Medina

El científico insta a los hondureños a mantenerse en sus casas para evitar una ola de casos con crecimiento exponencial.

CRISIS. En los países, como Italia, donde los ciudadanos se confiaron, el coronavirus se propagó y ahora mantiene a la población amenazada.(Photo by SEBASTIEN BOZON/ AFP)
CRISIS. En los países, como Italia, donde los ciudadanos se confiaron, el coronavirus se propagó y ahora mantiene a la población amenazada.(Photo by SEBASTIEN BOZON/ AFP)

San Pedro Sula.

Tras la confirmación de 12 hondureños más contagiados (24 en total), el científico hondureño Marco Tulio Medina considera que el Gobierno debe ampliar las restricciones una semana más una vez que concluya el primer ciclo de prohibiciones para contener la propagación del covid-19. Solamente la confinación y el aislamiento permitirán frenar el crecimiento exponencial de casos (como sucede en este momento en Italia), plantea el Caballero de la Legión de Honor de la república francesa. Medina es coordinador del Comité de Prevención del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y miembro del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Tegucigalpa.

¿Honduras todavía puede controlar la propagación del coronavirus?

Sí, Honduras estableciendo la estrategia de aislamiento significativo de la población puede lograr controlar esta epidemia. Sabemos que hay cuatro fases: la fase número uno corresponde a los casos detectados. La etapa número dos corresponde a casos aislados. La etapa número tres a la presencia de grupos asociados al caso inicial o caso cero. La etapa cuatro corresponde a la distribución comunitaria. En este momento estamos entrando claramente a la fase tres. Es posible que ya haya una situación a nivel comunitario que pudiera indicar fase cuatro, pero el aislamiento significativo puede reducir la transmisión y evitar que entremos a un pico epidemiológico de graves consecuencias para nuestro sistema.

Considerando lo observado en otros países, por cada caso comprobado, ¿cuántos casos no logran confirmar las autoridades?

Claramente, uno de los grandes problemas a nivel de la epidemiología de cualquier enfermedad es lo que llamamos los subregistros, es decir, los casos que no son detectados, los casos que la investigación epidemiológica no logra verlos en la primera instancia. En la situación del coronavirus se presenta el mismo fenómeno, en el cual detectan casos, pero no se dan cuenta de todo el universo, de cuántos casos hay más. Se asume que podría haber por encima de 10 veces o más los casos que son reportados oficialmente. Esas son proyecciones epidemiológicas que deben ser constatadas en el terreno mediante una investigación de muestreo aleatorio en la población para confirmar estos datos que menciono.

¿La curva exponencial de contagio en qué momento se vuelve más dramática?, ¿con cuál cantidad de casos?

Resulta que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hicieron una evaluación de un posible escenario en Honduras siguiendo el mismo modelo de Wuhan, China, en el cual pudieran haber al menos de 20,000 a 40,000 casos en la población hondureña, y de los cuales un grupo significativo arriba de 3,000 a 4,000 casos severos, pero esas transmisiones están determinadas por el modelo de propagación; por ejemplo, si dejan abierta totalmente la propagación (por supuesto, con una movilidad sin restricciones de la población), el país puede tener un pico epidemiológico enorme, una transmisión comunitaria significativa; pero con lo que está haciendo el Gobierno del país y las autoridades sanitarias, la curva epidemiológica no se presenta de la misma manera. Con esto buscan, lo que se dice en epidemiología, aplanar el brote epidemiológico y convertirlo en una población mucho menor y distribuida en el tiempo y no concentrada en un solo pico enorme, como el que observamos con el dengue, que hay más de 100,000 casos. Se presentaron y saturó el sistema de salud pública.

jt-marcotuliomedia-170320(800x600)
Marco Tulio Medina, científico hondureño.

Si consideramos que las dos primeras personas contagiadas entraron al país el 4 y 5 de marzo, ¿cuándo habrá de multiplicación de casos?

Ya estamos viendo casos en Tegucigalpa, particularmente en la zona donde determinaron la propagación del caso cero, a raíz de esa reunión familiar en la cual hubo un baby shower. Esto efectivamente definió varios casos, un brote alrededor.

Esto es evaluado, pero sabemos que la contaminación, el período de incubación es de entre 2 y 14 días. Estamos entrando a la aparición de síntomas de ese grupo. Entre las dos y cuatro semanas restantes tendremos un pico epidemiológico, si no se toman las medidas, tal como las que se están llevando a cabo, que yo considero correctas, puesto que siguen la estrategia de Wuham, avalada por el CDC de China (Centro de Control de Enfermedades) con la Organización Mundial de la Salud. En ese caso, si se logra aislar, las posibilidades de un brote enorme se logran reducir, sin embargo, esto ocurre si hay cooperación de la comunidad. Si no hay cooperación de la comunidad y los ciudadanos hondureños viven con las mismas actitudes de no dar importancia, la epidemia seguirá su evolución hasta alcanzar un pico epidemiológico severo.

¿Para detectar casos de personas asintomáticas debe la Secretaría de Salud comenzar a realizar pruebas aleatorias?

Totalmente, es prudente hacer pruebas aleatorias en la comunidad, incluyendo casos asintomáticos. Hay ciertos grupos de edades, de niños particularmente o de otras personas, que no presentan síntomas y se puede pensar que no se presenta la epidemia. Hay otros indicadores que nos ayudan, como los casos sospechosos, con síntomas respiratorios agudos, la cantidad de personas que están llegando a los hospitales, el cuadro clásico de neumonía y colocación en ventilación mecánica, eso sería una indicación secundaria de cuántos casos hay en la comunidad. Pero antes de que ocurra ese escenario más problemático lo correspondiente es hacer un cerco epidemiológico y revisión de casos mediante pruebas aleatorias en la comunidad.

¿Será necesaria otra semana de restricciones para evitar la propagación?

En mi opinión sí se va a requerir otra semana. El período de contaminación, transmisión del virus, es un virus que está distribuido y puede afectar a muchas personas durante un período superior a los siete días. Esta medida de prolongarlo será aún mayor. En Wuham, el problema empezó a finales de diciembre y apenas hace unas dos semanas terminaron de declarar que no había casos reportados. Estamos hablando de un problema que puede durar ocho semanas, eso lo veremos de acuerdo con la evolución de la enfermedad.

La Prensa