Gabriel Rubí: "El COVID-19 viaja demasiado rápido. Hay que tomar medidas extremas"

El Gobierno pidió que este día los niños y adultos mayores permanecieran en casa, pero muchos no siguieron la medida

Gabriel Rubí indicó que es vital acatar el toque de queda absoluto en el Distrito Central, La Ceiba, Choluteca y San Pedro Sula.
Gabriel Rubí indicó que es vital acatar el toque de queda absoluto en el Distrito Central, La Ceiba, Choluteca y San Pedro Sula.

Tegucigalpa, Honduras.

“El virus viaja demasiado rápido, la población más expuesta son los mayores de 60 años, por eso hay que tomar medidas extremas”, dijo este miércoles Gabriel Rubí, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Debido a este fenómeno, es necesario que las personas tomen todas las medidas de prevención necesarias para evitar que la pandemia se siga propagando.

Además, indicó que es vital acatar el toque de queda absoluto en el Distrito Central, La Ceiba, Choluteca y San Pedro Sula.

Además lea: Honduras tiene 90 casos sospechosos de coronavirus

En Honduras, ya se registran 12 casos confirmados de coronavirus, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pidió en cadena nacional a todos los hondureños que se mantengan en su casa para evitar la propagación del coronavirus COVID-19.

Piedad Huerta representante en Honduras de la OPS dijo que el COVID-19 es una enfermedad que tomó por sorpresa a todos los países del mundo, por lo que "tenemos que tomar todas las medidas para evitar que la pandemia se expanda".

coronavirus honduras 5.2(1024x768)

Recordó lo ocurrido en Italia y España, naciones más afectados por el coronavirus en Europa, que al no hacer caso de las recomendaciones e instrucciones se provocó una explosión de casos en esos países.

Lamentablemente, aunque el Gobierno solicitó a las personas no visitar este día los comercios, en Tegucigalpa, varios hicieron caso omiso a la medida.

En los centros de abastos y supermercados muchas personas mayores de 60 años, realizaron sus compras como cualquier otro día.

Estos ciudadanos alegaron que no tenían quién velara por ellos y que por esa razón tenían que salir a exponerse a la calle.

La Prensa