¡Padre del año! Nunca abandonó a su hijo tras sufrir explosión de mortero en el rostro

Papá de Wilson Berrios celebra hoy junto a su hijo el Día de padre, después de atravesar la situación más terrible de sus vidas.

VER MÁS FOTOS
Wilson Berrios ha tenido que atravesar cuatro cirugías para reconstruir su rostro y ahora solo desea iniciar sus estudios universitarios. /

San Pedro Sula, Honduras.

Tres meses y ocho días han pasado luego de la terrible noche en la que Wilson Berrios (18) fue víctima de un ataque con un artefacto explosivo que le desfiguró el rostro.

El hecho ocurrió, el 11 de diciembre del 2019, mientras trabajaba en la Villa Navideña de Choluteca, en el marco del programa de la Navidad Catracha.

Alrededor de las 8:00 pm, un grupo de manifestantes que transitaba por el lugar lanzó un artefacto explosivo que impactó en la cara de Berrios.

Este lamentable hecho marcó para siempre la vida del joven y la de su padre, Wilson Berrios, quien jamás imaginó que su hijo atravesaría una situación de esta magnitud.

Además lea: “Papá, no lo vi venir, me explotó en la cara”: joven herido por artefacto explosivo

"Cuando supe lo que había pasado y al ver a mi hijo de esa manera, mi mente se aglomeró de un millón de preguntas ¿Si podría seguir con su vida? ¿Cómo lo iba a tomar? ¿Cómo sería la recuperación? En fin estaba lleno de incertidumbre", dijo Berrios en Entrevista Exclusiva a Diario LA PRENSA.

"Lo más duro fue verle el rostro destrozado. Tuve tanto miedo de perderlo pues sus heridas eran muy graves", agregó.

En ese momento, no podía creer lo que estaba ocurriendo y se negaba a pensar que los sueños de su hijo se quedarán en un hospital.

Desde los seis años de Wilson José, Berrios ha sido padre y madre para el joven catracho; jamás se ha separado de él.

"La mamá de Wilson se vino a Estados Unidos cuando el tenía seis años, desde entonces él se quedó conmigo. Sin embargo, mi hermana Claudia y la esposa de mi hermano, Mirián Garcia, fueron fundamentales en la crianza de mi hijo", comentó.

wilson berrios 2.1(1024x768)

Don Wilson se convirtió en una roca para Wilson José. Pues desde que ingresó de emergencia al hospital y hasta el día de hoy se ha mantenido al lado de él, aún en los momentos más oscuros del proceso de reconstrucción de rostro.

"Después de la primera cirugía en Boston, a Wilson le colocaron nuevamente una traqueostomia y una sonda gástrica, algo con lo que ya había sufrido mucho en Honduras. Cuando él despertó con el dolor, y se vio nuevamente así me miro y me dijo: "Ay no papá ya no quiero seguir". Fue duro, yo solo le tomé la mano y le recordé que nos habíamos prometido estar juntos y afrontar lo que se viniera. Le dije que eso solo era un paso más y gracias a Dios cambio su estado de ánimo y volvió a pensar en su recuperación con entusiasmo".

Aunque toda esta crisis los ha llevado por un carrusel de emociones, ambos afirman que esta situación los ha unido mucho más. "Nos hemos hecho más amigos. Por mi trabajo no compartíamos mucho, pero ahora nos hemos podido conocer a fondo e incluso amarnos más".

- Así se recupera Wilson Berrios -

Según su padre, Wilson está muy bien luego de haber pasado por cuatro cirugías. "La flap en su rostro está completamente adherida y no ha dado ningún problema. Además, él ha ido recuperando la fuerza en su pierna y come bien".

"En Boston le realizaron varias cirugías para formar su cara, ya que presentaba múltiples fracturas. Le reconstruyeron por completo el hueso con placas. Su boca tenía una desviación de al menos cuatro milímetros, así que tuvieron que romper nuevamente lo que había sanado y alinear su dentadura lo más cercano a como la tenía antes de la explosión, sellaron su boca por 3 semanas para que esta se mantuviera firme mientras sanaba y poco a poco sus heridas fueron sanando y sellando. Le retiraron parte de su tejido de la pierna para colocar en su rostro", explicó.

wilson berrios 3(1024x768)
Actualmente, Wilson se encuentra en el hospital Shriner Hospital for Children de Boston.

- Lleno de sueños y agradecido con todos -

"Wilson tiene muchos planes, entre ellos comenzar sus estudios universitarios, con la fe en Dios y el apoyo de las autoridades universitarias, pronto estará viendo ese sueño. Creo que va a poder iniciar sus clases en línea y luego a su tiempo ya de manera presencial, él desea estudiar y yo haré todo lo necesario para que lo logre".

En cuanto a las personas que los han apoyado, afirman que sin ellos habría sido muy difícil la recuperación de Wilson. Además, ese apoyo lo ha llenado de energía pues sabe que son muchos los que oran por él y que les han apoyado económicamente. "No tenemos más que un enorme agradecimiento para ellos, y la petición constante para que Dios les multiplique a ellos. Son ángeles para nosotros".

Hoy celebran juntos un Día del padre, atípico para las familias hondureñas, y por ello envían un poderoso mensaje. "En medio de la tormenta que azota a Honduras por el coronavirus, hay que aprovechar el momento y disfrutar de la compañía de nuestros hijos, abrazarlos y expresarles nuestros sentimientos. Reflexionar en que no solo somos proveedores, sino también de amor. Nuestros hijos son lo más valioso que tenemos", finalizó.

La Prensa