Hondureños pueden salir hoy a abastecerse de alimentos en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca

El toque de queda absoluto se retomará este jueves a las 5:00 de la tarde. La medida no aplica para San Pedro Sula que continúa con toque de queda absoluto.

La Secretaría de Salud mantiene cercos epidemiológicos en las zonas donde ya se confirmaron casos de coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Honduras flexibilizó a partir de la tarde de ayer el toque de queda absoluto en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca, excepto San Pedro Sula, para que la población de estas tres ciudades salga a abastecerse de combustible, alimentos, medicinas y agua; pero advirtió que las medidas se retomarán con igual o mayor rigurosidad hoy a las 5:00 de la tarde.

En una comparecencia de prensa, el presidente Juan Orlando Hernández con los titulares de Seguridad Julián Pacheco y de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, dieron a conocer el plan de abastecimiento.

Concretamente, se autorizó a la población del Distrito Central, La Ceiba y Choluteca a circular por un espacio de siete horas para que pudiesen abastecerse de combustible desde las 3:00 de la tarde a las 10:00 de la noche de ayer miércoles.

Para la adquisición de alimentos, agua, medicinas, insumos de higiene y la realización de trámites bancarios se determinó un horario especial de atención en los bancos, cooperativas, supermercados, farmacias, mercados, pulperías, abarroterías, Banasupro, panaderías, tortillerías, desde las 7:00 de la mañana hasta la 4:00 de la tarde de hoy.

Filas de carros.1(800x600)
Las personas deberán abastecerse de gasolina de manera responsable.

No obstante, el Gobierno solicitó a las personas que salgan a realizar las compras a hacerlo de manera responsable, ordenada y guardando la distancia de al menos un metro y medio para evitar contagiarse de alguien que presente síntomas.

Por otro lado, se instruyó a los supermercados, agencias bancarias y farmacias poner a disposición de los clientes gel de manos y toma de temperatura a toda persona que ingrese al local.

En el caso que un ciudadano presente temperatura superior a los 38 grados centígrados, inmediatamente será trasladado por la autoridad a un centro asistencial y será aislado.

La estadía en estos negocios para abastecimiento de alimentos debe limitarse a un máximo de 20 minutos y solo se permitirá la circulación de una persona por vehículo y no se autorizará el ingreso a los establecimientos de personas mayores de 60 años y menores de 15 años.

El Ejecutivo explicó que las personas deberán abastecerse de alimentos, gasolina y medicinas, hacer los trámites bancarios, en los negocios ubicados en las cercanías de sus vecindarios.

El resto de los negocios no mencionados en la disposición no están autorizados para abrir sus instalaciones y serán sancionados en caso que no acaten la disposición.

La cadena de abastecimiento quedará suspendida a partir de las 5:00 de la tarde del jueves 19 de marzo, y el toque de queda absoluto en el Distrito Central, La Ceiba y Choluteca volverá a aplicarse con la misma rigurosidad.

Pacheco llamó a la calma a la población y aseguró que existe suficiente suministro de alimentos, combustibles, medicinas y otros insumos, por lo que solicitó a cada ciudadano que se abastezca únicamente de los productos permitidos o autorizados por el negocio para cada persona.

Tras oficializarse las medidas de abastecimiento en varias gasolineras de la capital, específicamente en la salida al sur, se formaron enormes filas de vehículos y motocicletas que buscaban cargar combustible.

El peor escenario

En su participación, el presidente Hernández explicó que nos enfrentamos a una pandemia que tiene de rodillas al mundo, puesto que el coronavirus se está propagando con una intensidad y rapidez que ninguna nación aún desarrollada estaba preparada y puso como ejemplo la propagación que reportan Italia, España y Alemania.

“Preparémonos para el peor de los escenarios, hemos tomado medidas que no hubiésemos querido, pero es necesario para que las personas se queden en casa, ya que esta es la mejor forma de evitar la propagación del coronavirus”, refirió.

El titular del Poder Ejecutivo enfatizó que la pandemia tendrá un impacto muy fuerte sobre la economía, pero que su Gobierno comenzó a implementar en una primera y segunda fase una serie de medidas de alivio para aminorar el perjuicio a la estructura productiva del país.

Una de estas medidas es la decisión adoptada por el Consejo de Ministros de recortar en un dos por ciento el presupuesto general de la República para el ejercicio fiscal 2020 para atender la emergencia del COVID-19 y disponer de 640 millones de lempiras para la emergencia, de los cuales 450 millones serán exclusivamente para contratar personal de salud.

La Prensa