Municipios de Yoro cierran sus accesos para frenar contagios

En El Progreso solo se permite la distribución de comestibles, combustible y actividades de prevención.

En El Progreso hay retenes en los accesos.
En El Progreso hay retenes en los accesos.

EL PROGRESO.

Desde ayer, la circulación de personas en este y otros municipios del departamento de Yoro quedó regulado, solo se permite el tránsito de vehículos que transportan alimentos, combustible, medicamentos y enfermos; el resto debe permanecer en su casa.

Mediante reuniones de emergencia, las autoridades municipales, policiales y empresariales de Yoro, El Progreso, Yorito, Santa Rita, Victoria, Morazán, Arenal y Olanchito se están sumando para proteger a sus habitantes decretando “estado de emergencia y vigilancia” en sus regiones.

Las acciones son similares a las establecidas en el resto del país. El ingreso y salidas es regulado y mantienen vía libre los carros que transportan combustible, alimentos, medicamentos, personas enfermas y trabajadores debidamente identificados, el resto de la población debe mantenerse en sus hogares.

El transporte público de personas continúa parado hasta segunda orden del Gobierno.

Las Corporaciones Municipales emitieron comunicados públicos a la población sobre las medidas, que son difundidas hasta por medio de carros parlante en todos los rincones de las comunidades.

LEA: Confinamiento mundial: Pandemia de coronavirus deja vacías las capitales del mundo

En El Progreso, el alcalde Alexander López se reunió con el jefe policial Daniel Molina; Víctor Ramos Soto, presidente de la Cámara de Comercio; la directora del hospital, Lilian Gallo, y la municipal Esmeralda Velásquez y otros miembros del c omité m unicipal de e mergencia.

Elías Nazar, miembro de ese comité, informó que "declaramos estado de emergencia desde las 2:00 pm de hoy (ayer) hasta el domingo a las 12:00 am. Se exceptúa a los empleados públicos que están involucrados en labores de emergencia, proveedores de medicina, transporte de combustible, alimentos y otros encaminados a frenar el mal”.

La Prensa