China y EEUU envían médicos y suministros a Italia para combatir el coronavirus

China envió médicos que atendieron la emergencia en Wuhan para atender los hospitales italianos.

Médicos chinos llegaron a hospitales italianos para colaborar en la pandemia por coronavirus que ya deja 2,500 muertos en ese país europeo./AFP.
Médicos chinos llegaron a hospitales italianos para colaborar en la pandemia por coronavirus que ya deja 2,500 muertos en ese país europeo./AFP. /

Roma, Italia.

Italia recibió hoy de Estados Unidos y de China material médico e infraestructuras para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que ya ha contagiado a 31,506 personas y causado la muerte a otras 2,504, según el último balance.

La ONG cristiana estadounidense "Samaritans Purse" ha donado un hospital de campaña con capacidad para 68 pacientes y será montado en la ciudad de Cremona, en la región de Lombardía (norte), la más afectada por los contagios.

El objetivo es hacer de esta infraestructura una unidad de terapia respiratoria, informó la embajada estadounidense en Roma.

"Italia no está sola", proclamó en las redes sociales el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio.



La embajada de Estados Unidos parafraseó al presidente de ese país, Donald Trump, para subrayar que "la amistad entre Estados Unidos e Italia es ahora más fuerte que nunca".

Paralelamente desde China ha llegado el segundo envío de material, después de que el pasado viernes aterrizara en el aeropuerto romano de Fiumicino un avión con un equipo de nueve médicos que asistieron a la población en Wuhan y 31 toneladas de instrumental.

Este miércoles llegó un cargamento de un millón de mascarillas, uno de los bienes más reclamados por los médicos y enfermeros, así como 100 equipaciones contra el virus, todo ello donado por la Fundación Alibaba y la Fundación Jack Ma.

En las cajas se ha imprimido la frase "All'alba vincerò" ("Al alba venceré"), de la ópera Turandot de Giacomo Puccini.

El equipo de médicos, enfermeros y especialistas chinos ha pasado por Roma, aprobando las decisiones del Gobierno italiano para frenar la pandemia, como el confinamiento de la población.

Y hoy ha llegado a Padua (Véneto, norte) para ponerse a disposición de sus autoridades sanitarias para "compartir sus conocimientos" obtenidos en la lucha contra el coronavirus en China.

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, ha escrito a su homólogo chino, Xi Jinping, para transmitirle su agradecimiento y asegurar que sus donaciones "reforzarán aún más los centenarios vínculos de amistad entre ambos pueblos".

El ministro Di Maio anunció hoy que se ha desbloqueado la importación de 800,000 mascarillas que permanecían bloqueadas en las aduanas de varios países que no mencionó.

Vea: China se prepara para producción a gran escala de vacuna contra el coronavirus

El jefe de la diplomacia italiana insistió en que denunciará ante los organismos internacionales a los países que bloqueen el material comprado por Italia: "Hay Estados que quieren ayudar y otros que solo piensan en sí mismos, denunciaremos a quienes se queden con nuestras mascarillas", avanzó en un programa de la televisión "La7".

Alemania ha enviado a los hospitales de Lombardía 1,500 batas médicas, mientras que de Francia se espera la llegada de un millón de mascarillas.

Todo para ayudar a los hospitales del norte de Italia, que se encuentran prácticamente desbordados por el aumento de los contagios, con especial escasez en la unidad de cuidados intensivos. EFE

La Prensa